Los mejores objetivos para vídeo (2021)

Los mejores objetivos para vídeo [2021]

Mientras la tecnología avanza a pasos agigantados, todavía sigues haciéndote la misma pregunta, una y otra vez: ¿Qué objetivo me compro para grabar vídeo?

Aunque en el equipo somos algo reacios a dar respuesta a este tipo de preguntas, debido a que la elección del equipo audiovisual queda sujeto a muchas condiciones particulares o económicas, he considerado que es momento de dar algo de luz sobre este tema y, por lo tanto, voy a recomendarte los mejores objetivos para vídeo.

Además de incluir una lista con los objetivos más interesantes para vídeo, también voy a proporcionarte una serie de consejos, que te servirán para elegir el mejor objetivo para tu cámara, de manera que puedas obtener resultados espectaculares en tus vídeos, y con un acabado muy profesional.

Todo lo que debes saber sobre lentes para vídeo

Todo lo que debes saber sobre lentes para vídeo

Hay miles de objetivos con distintas funcionalidades y especificaciones, por lo tanto, pienso aprovechar este apartado para darte un mapa global, con el fin de que entiendas mejor el mundo de los objetivos. Después queda en ti seguir investigando, entre la gran cantidad de variantes de lentes que existe.

La inversión en objetivos es, sin duda, la inversión más importante y rentable que puedes hacer de todo tu equipo de foto y vídeo. Además, las lentes pueden durar muchísimo, más que las cámaras, así que espero que lo tengas muy presente a la hora de renovar o no tu equipo.

Opciones de objetivos para grabar vídeo

En el curso gratuito de Cómo usar tu cámara y en la Guía completa del Equipo Audiovisual, que puedes encontrar en GUO+, Rubén explica las partes de un objetivo, entre otras cosas muy interesantes, aunque pienso que es el momento perfecto para refrescarte la memoria con un pequeño resumen sencillito:

Dentro del cuerpo de una lente, hay una serie de cristales que se van moviendo y colocando dependiendo de cómo enfoquemos, si lo hacemos más cerca o lejos, según el movimiento del propio anillo de zoom del exterior de la lente. La luz entra por el cristal principal y dentro encontramos el diafragma, que es el conjunto de palas que se abre o se cierra para dejar entrar más o menos luz, con todos los efectos que esto conlleva. También se encuentran en el interior el motor de enfoque (si es una lente automática) o la estabilización. Volviendo al exterior, en algunos objetivos, hay botones programables para asignar acciones, como por ejemplo, fijar enfoque o incluso grabar. En la parte trasera se encuentra la montura, que será el punto de anclaje con la cámara que corresponda.

Teniendo en cuenta esta serie de detalles, podemos pasar directamente a comentar las diferentes condiciones o cualidades que podemos encontrar en lentes para vídeo, donde es posible diferenciar entre:

  • Manuales vs. Automáticas

La gran diferencia es el enfoque, que en unos casos es manual y en otros automático. Las lentes manuales son perfectas para usar en fotografía fija, cinematografía digital y para Timelapse. En el enfoque automático, la cámara toma el control de la lente, con el fin de obtener un buen enfoque. Es totalmente personal, pero si usas mucho los gimbals en tus grabaciones, te aseguro que tener enfoque automático se convertirá en una necesidad.

  • Con motor de enfoque silencioso

Muchos de los objetivos con enfoque automático nuevos que van saliendo al mercado cuentan ya con estas cualidades. El hecho de contar con un autofoco rápido y silencioso hace que las grabaciones de vídeo se puedan realizar incluso con un buen micrófono direccional sobre la zapata de la cámara. Sin embargo, si tenemos un motor de enfoque ruidoso, entonces el ruido se acabará metiendo en nuestro audio.

  • De apertura constante vs. De apertura no constante

Este aspecto facilita mucho las cosas en vídeo. La apertura del diafragma desempeña un papel fundamental en la luminosidad del objetivo. Un objetivo zoom que se abre a f2.8 en todo el rango focal, a menudo será mejor que otro que se abre a f3.5 o a f5.6 según como se abra o cierre la focal. En muchas ocasiones, puede no ser relevante, pero cuando no se puede estar reconfigurando la exposición por cambiar el zoom, si que se echará en falta una apertura constante.

  • Estabilizadas vs. Sin estabilizar

El hecho de que un objetivo sea estabilizado supone que habrá mayor fluidez en un vídeo, ya que nos permite contrarrestar el movimiento de nuestro pulso, con el fin de que nuestras imágenes no salgan movidas. Es un gran aliado, a no ser que el 100% del tiempo usemos un gimbal (caso en el que puede llegar a ser incluso contraproducente). Sin embargo, en rodajes de cine profesional, nunca querríamos que la lente haga nada por nosotros.

  • Parafocales

Este tipo de objetivos mantienen el enfoque aunque cambiemos la distancia focal. Esta característica normalmente es exclusiva de los objetivos de longitud focal variable. Son geniales para utilizar con gimbal, pues no desequilibran nuestro setup, debido a que la longitud física del objetivo no varía.

  • Monturas diferentes

Cada cámara tiene su propia montura, y las lentes no valen para todas. Por ejemplo, lo bueno de las cámaras sin espejo (Mirrorless), es que la distancia que hay desde la montura hasta el sensor (distancia focal de brida) es mucho menor, no como en las DSLR que es mayor, por lo tanto, al tener menor distancia hay espacio para acoplar un adaptador y así poder poner cualquier objetivo de cualquier cámara réflex. Ahora bien, con adaptadores casi siempre se pierde alguna funcionalidad o se ve disminuido el porcentaje de esas funcionalidades: calidad de construcción, resistencia al polvo y humedad o nitidez en aperturas grandes y esquinas, precisión del autofoco, etc. Sin embargo, dependiendo del caso, un adaptador hace posible usar de manera totalmente funcional una lente de montura diferente.

  • Rápidas vs. Lentas

Los objetivos rápidos cuentan con una amplia apertura máxima. Por lo tanto, cuanto mayor es la apertura máxima (menor número f), más rápido es el objetivo. A la inversa, se consideraría un objetivo como lento. La luminosidad es un factor clave al elegir lente, e incluso también por la cantidad de desenfoque que nos permite, gracias a que cuanto mayor sea la apertura máxima, menor será la profundidad de campo (área enfocada de la imagen).

  • Fijas vs. Zoom

Un objetivo fijo cuenta con una longitud focal única. Es posible encontrar lentes con longitudes focales que van desde los de gran angular hasta los teleobjetivos. Esto permite que la complejidad de la construcción y el número de cristales sea menor, y por ello se suele tener gran calidad de imagen a precios más bajos.

Por otro lado, los objetivos de distancia variable o zoom permiten el uso de más de dos focales en una, como por ejemplo, un 24-70mm, un 28-75mm, un 16-35mm, o incluso un 24-240mm. El problema de estas lentes es que cuanto más abarcan, más compleja es su construcción, por lo tanto, suelen tener peor calidad y son mucho más caras que las lentes fijas.

Mejores lentes para vídeo según el sector y profesión

Las mejores lentes para vídeo según el contexto profesional

Al principio, aunque tengas demasiada información rondando tu cabeza, no te compliques demasiado la vida, porque incluso algunos kit que vienen incluidos con muchas cámaras pueden servirte perfectamente.

Dependiendo de cada contexto, la cosa cambia, así que presta atención a los consejos que te dejo aquí mismo:

  1. Eventos: Un objetivo 24-105mm f4 podría ser buen todo terreno para invertir en una sola lente. Pero si cuentas con un buen presupuesto, estas dos opciones son interesantes: 24-70mm f2.8 y 70-200mm f2.8. Como lente luminosa, el 50mm f1.8, por ejemplo, te permitirá adaptarte a situaciones de poca luz.
  2. Paisaje: Los objetivos principales a elegir serían un 12-24mm, un 16-35mm, un 14mm y un teleobjetivo. Realmente, F4 sería suficiente en estos casos, a no ser que te interese jugar con planos medios y fondos muy desenfocados.
  3. Entrevistas, diálogos y personas: Un 50mm f1.8 es una buena opción, ya que se consigue una imagen natural, buen bokeh y el precio puede ser asequible. Un 85 o 90 mm f1.4 o f1.8 o f2.8 es brutal también y se consiguen resultados muy buenos. El rostro se ve favorecido y la imagen es súper bonita con mucho bokeh. Si se usa en un gimbal, el efecto parallax dotará a los vídeos de una sensación muy llamativa y usada en muchas películas.
  4. Producto: Un objetivo macro tipo 90mm f2.8 de Sony puede ser genial, ya que es válido para otros escenarios. De otro modo, unos tubos de extensión permitirán convertir cualquier lente a macro, no obstante, surgirán algunos posibles problemas de difracción y falta de nitidez. El 24mm macro de Laowa es un objetivo muy peculiar que te dará planos producto muy especiales y creativos, por tratarse de gran angular a la vez que de macro.
  5. Viajes: Un objetivo como el 24-70mm o 16-35mm f2.8 puede dar mucho juego y te permite desenvolverte en cantidad de situaciones. Pero si quieres algo más versátil todavía, un 24-105mm podría cubrir desde angular hasta teleobjetivo. No tendrías ni demasiado angular ni demasiado teleobjetivo, pero sí algo que te iría fenomenal para muchísimas situaciones.

Recomendaciones para elegir tu lente para vídeo

En el momento en el que hayas cubierto todo el rango focal, párate a pensar: ¿qué más puedes necesitar? ¿qué tipo de contenido grabas con mayor asiduidad? ¿cuál es tu estilo o qué estilo buscas en tus vídeos? Dando respuesta a este tipo de preguntas, podrás lanzarte directamente a por objetivos más específicos.

¿Qué lentes compraría Rubén para vídeo?

Después de bastantes años de experiencia utilizando infinidad de lentes, tanto en fotografía como en vídeo, Rubén considera que los siguientes objetivos son una elección superlativa:

  1. Un objetivo 50mm f1.8. Posiblemente uno de los más vendidos en el mundo.
  2. Un objetivo Angular del tipo 16-35mm o 12-24mm para naturaleza/paisaje.
  3. El objetivo Sigma 18-35mm f1.8 es genial, pero se trata de una lente para APS-C Canon o Nikon. Sin embargo, es posible adaptarlo a Sony, Panasonic o BlackMagic.
  4. Un objetivo 90mm macro u 85mm f1.8, para entrevistas, gimbal y demás usos.
  5. Un objetivo 70-200mm sería fenomenal para eventos

Condiciones y cualidades de lentes para vídeo

Al final, la experiencia y la práctica continua a lo largo del tiempo hace que uno conozca mejor las herramientas con las que trabaja y sepa también lo que es necesario en cada momento. En el tema de los objetivos, Rubén lo tiene bastante claro y aquí tienes la prueba de ello.

Continuando por este camino, me gustaría hablarte también sobre el kit de lentes de cine de la marca Samyang. Este tipo de lentes manuales son muy asequibles en cuanto a lo económico y además ofrecen resultados muy nítidos. De hecho, este kit viene con una especie de estándar donde se incluyen el 14mm, el 24mm, el 35mm, el 50mm, el 85mm y el 135mm.

  1. La lente de 14mm, considerada de gran angular, te sirve perfectamente para paisaje, interiorismo, arquitectura, etc. Pero cabe mencionar que en ciertas ocasiones puede generar una distorsión exagerada de la imagen.
  2. El objetivo de 24mm, también de gran angular, es muy potente, aunque para retrato no es tan bueno, ya que crea cierta distorsión sobre el sujeto.
  3. La lente angular de 35mm es muy versátil y funciona muy bien, tanto en fotografía como en vídeo, sin importar el contexto, ya que puede utilizarse para retrato, paisaje, eventos, etc. Si además es un f1.4, se puede grabar enfocando a un sujeto y desenfocar el fondo, lo que es súper interesante para cualquier creador de contenido.
  4. El objetivo de 50mm es una opción estándar y versátil, que comprende todas las disciplinas de la fotografía. Por ese motivo, es el objetivo que normalmente tiene todo el mundo al empezar. Además, este tipo de objetivo suele tener f1.8 o f1.4, lo que permite obtener un desenfoque muy bonito, tiene mucha nitidez, etc.
  5. La lente de 85mm es muy típica para retrato, puesto que se consigue destacar mucho a la figura sobre el fondo. Para primeros planos de personas va muy bien también y si se utiliza un 85mm f1.8, se genera un desenfoque y bokeh muy especiales, y la manera en la que se aísla al sujeto es excepcional.
  6. El objetivo de 135mm sirve para retrato, primeros planos y planos detalle. La calidad y la sensación que ofrece esta lente es increíble. Como digo, se puede utilizar en retrato e incluso para producto.
  7. Kit de lentes para grabar vídeo y cine

    Bueno, y hasta aquí han llegado nuestras recomendaciones sobre los mejores objetivos para vídeo, según contextos, cualidades y usos. Espero que toda esta información te ayude a elegir tu próximo objetivo. Pero recuerda, no es la flecha, sino el indio, así que sigue aprendiendo y practicando, para convertirte en un fotógrafo excelente.

    ¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

    Ander, Soporte al alumno y Copy en Runbenguo.

1 comentario en “Los mejores objetivos para vídeo (2021)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar España. Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari

Ir arriba