LO QUE HICE para conseguir VIVIR de la FOTOGRAFIA [2020]

 

Vivir de la fotografia

 

¿Realmente se puede llegar a vivir de la fotografia y ganar dinero ella?

Esta es una pregunta que muchos de los que amamos este arte nos hemos hecho como mínimo una vez. Cuando llevas años practicando, depurando tu técnica y adquiriendo nuevos conocimientos, de repente haces fotos que te gustaría que vieran miles de personas.

Pero, a menudo, no es así.

Te das cuenta de que hay muchísimos fotógrafos buenos, cada uno con su enfoque y estilo diferente, y no sabes qué hacer para poder tener visibilidad entre todos ellos. Por otro lado, también hay personas que se dedican a utilizar las ideas o estilos de otras fotografías, por lo que Internet está lleno de imágenes similares.

Destacar entre los fotógrafos que intentan vivir de la fotografia.

No te voy a mentir. Mi camino para poder hacer lo que hago actualmente también ha sido difícil. He cometido errores y no tenía acceso a un canal de RunbenGuo, por ejemplo, para aprender todo lo que hoy comparto.

Y si tú estás decidido a empezar a vivir de la fotografía, guarda este post como oro en paño, porque no solo te servirá hoy, sino que probablemente tendrás que consultarlo más veces durante tu trayectoria. En él, te voy a desvelar cuáles han sido los aprendizajes que me han permitido ganarme la vida con el mundo audiovisual.

Podrás ver qué pasos seguir para construir un estilo propio, sólido y que te ayude a captar tu público. Aquí tienes una súper GUÍA para sacar tu mejor versión, cámara en mano.

Cómo VIVIR de la FOTOGRAFIA

1- Ofrece un gran VALOR al mundo

Si estás empezando en esto de la fotografía, lo primero que deberías hacer es tomar consciencia de que no puedes pretender ganar dinero ni vivir de la fotografia ya mismo, porque el valor (como fotógrafo) que aportas en ese momento es limitado y básico.

Lo principal es la formación. Tenlo siempre en tu mente.

Tienes que formarte constantemente, reciclando antiguos conocimientos y técnicas por otros nuevos, que te permitan tener un nivel cada vez más alto. Otro pilar fundamental para vivir de la fotografia es la experiencia, que la ganarás a medida que vayas practicando y dedicando horas a todo lo que vas aprendiendo.

Al final, tienes que conseguir que los demás vean tus trabajos y piensen “yo quiero eso”.

Podrá llevarte más o menos años, pero es un aspecto a tener en cuenta siempre. Invertir tiempo y dinero en hacer mejores fotografías. Y practicar mucho, mucho.

2- Vale, mis fotos ya son geniales, pero… ¿cómo consigo los clientes?

Aquí quiero ilustrarte con una anécdota personal, ya que hay mil formas distintas de captar clientes.

En mi caso hacía muchas fotos, vídeos y pequeños cortometrajes con un amigo, entre otros proyectos, totalmente por hobby. Un día, una amiga que trabajaba para una Fundación, nos vio y pensó en nosotros para realizarles fotos y vídeos corporativos y para sus eventos.

¡Fue nuestro primer cliente!

Y la verdad es que nos lo curramos mucho y les gustó nuestro trabajo. Así que, poco a poco, nos iban haciendo más encargos y también dieron buenas referencias a otras nuevas personas, que también terminaron siendo clientes.

Estos son los 2 puntos principales que tienes que tener en cuenta:

1- Crea tu escaparate donde difundir y mostrar tu trabajo

Las redes sociales son una herramienta muy poderosa a la que todos tenemos acceso hoy día, y pueden ayudarte a ampliar la visibilidad de tus trabajos. Por lógica, si tus fotos son buenas y creas una actividad constante para conectar con el público, al final van a llegar personas interesadas en trabajar contigo.

En mi caso, utilizo principalmente mi cuenta de Instagram.

2- Construye un portfolio para poder vivir de la fotografia

Ya sea a través de una web, un documento en PDF o con cualquier otro método, tener un portfolio te permitirá demostrar a los demás tu nivel y lo que sabes hacer. Cuando te pidan referencias de tus trabajos, solo tendrás que enviarles el enlace del mismo.

Estarás un paso más cerca de que te contraten.

Y si quieres tener otro ejemplo más aparte del mío porque no te termina de convencer, aquí lo tienes.

A Carol siempre le ha encantado la fotografía y tiene muy buen ojo, aunque nunca había ganado ni un euro. Así que le recomendé que se abriera una cuenta pública de Instagram, (que la puedes ver haciendo clic aquí) y que compartiera sus fotos más llamativas e impresionantes. Y después de un tiempo haciéndolo, aparecieron los resultados.

Una amiga suya le comentó que necesitaba un reportaje para su nueva web, así que todo fluyó muy bien y quedó satisfecha. Esa amiga compartió el reportaje en su cuenta de Instagram, y a su vez más personas contactaron a Carol para hacer más proyectos.

Esta “estrategia” es más común de lo que piensas, y si a ella y a tantas personas les ha funcionado, ¿por qué a ti no?

Y ahora, pasamos a uno de los temas tabú y que más quebraderos de cabeza nos trae.

3- ¿Cuánto cobro por mis fotos?

Si quieres que tus clientes paguen lo que consideras justo y no tener miedo cada vez que prepares un presupuesto, lo primero que debes tener en cuenta es la experiencia.

Si no tienes experiencia, no dispones de material profesional o incluso te lo prestan, al principio costará un poco más que confíen en ti. Mi recomendación es que, si estás en este punto, puedes plantearte hacer un intercambio de servicios con la otra persona u ofrecer la primera sesión gratis.

No hagas más de una, porque puede convertirse en una rutina muy insana y perjudicial para ti. En cambio, si ya estás cobrando por tus trabajos, tienes que valorar tu tiempo, el tipo de proyecto que te encarguen y los recursos que utilices.

Estos son los pilares clave que tienes que considerar a la hora de poner tu precio:

  • Dinero y tiempo invertido en formación.
  • Miles de euros que cuesta un equipo y material profesional.
  • Tu tiempo para hacer la sesión de fotografías.
  • Tu tiempo para la edición, que pueden llegar a ser unas 30 horas para una sesión de entre 20 y 30 fotos.
  • Pagar por los programas de edición, no te recomiendo las versiones piratas.
  • Discos duros para el almacenamiento. Aunque las fotos puedas guardarlas en la “nube”, es mejor tenerlas siempre guardadas y controladas, por si se acaba Internet… ¿te imaginas?

Seguro que no te imaginabas tantas cosas a la hora de cobrar, ¿verdad? Si ahora me estás maldiciendo por crearte aún más dudas en la cabeza, no te preocupes.

Te animo a ver un vídeo muy completo que tengo, en el que explico al detalle todo lo que debes saber para ganar dinero con tus fotos, y te regalo además una plantilla muy útil para que aprendas a preparar presupuestos.

>> Quiero saber cuánto cobrar por mis sesiones <<

>> Descarga aquí la plantilla para hacer presupuestos profesionales << 

4- Redacta todo en un CONTRATO

Si no quedan reflejadas en papel todas las condiciones del trabajo que vas a realizar, fácilmente te puede ocurrir que ese cliente te empiece a pedir cada vez más y más cosas.

De repente, tu proyecto se magnifica, te cuesta mucho más tiempo y esfuerzo, pero el precio es el mismo que le dijiste al principio. Para prevenirlo, el contrato que prepares para cada trabajo debería incluir las siguientes cuestiones básicas:

  • Qué cantidad de dinero vas a cobrar, con los impuestos incluidos en caso de estar dado de alta.
  • Cuántas fotografías se incluyen: ni una más, ni una menos.
  • En caso de que vayas a grabar un vídeo, especifica la duración.
  • Cantidad de revisiones que vas a realizar a esas fotos o vídeos.

5- COMUNÍCATE siempre con el cliente

Para hacer más fácil tu trabajo, conversa lo más que puedas con tu cliente. Pregúntale qué tipo de fotos o vídeos quiere en concreto, cómo es su proyecto o evento, etc.

Te aconsejo que tengas reuniones personales, y si no puedes, pues a través de videollamadas o de la manera más cercana posible. Otro consejo muy bueno: prepara un checklist con todo lo que se va a llevar a cabo, para que no haya confusiones. En el caso de las sesiones de retratos y fotos más personales, puedes buscar o pedirle al cliente que te muestre ejemplos de retratos que le gusten y tomarlos como referencia. En Google puedes encontrar miles.

Recuerda, pónselo fácil y que él forme parte activa del proyecto.

Y si ya tienes clientes, es probable que te haya tocado trabajar con alguno más complicado de lo normal, o los también llamados “tóxicos”. Si has tenido algún problema o se han quejado de tu servicio mostrándose molestos, y no sabes cómo lidiar con ellos y buscar la mejor solución, te recomiendo que leas este post, en el que vas a encontrar las claves para tratar con clientes difíciles.

6- Crea las condiciones ADECUADAS para vivir de la fotografia

Para que cada foto pueda transmitir toda su esencia y cautivar no solo a tu cliente sino al espectador, necesitas rodearte de todos los elementos que ambienten la escena. ¿Y cuáles son los más importantes?

  • El lugar: el paisaje donde encontrar los detalles únicos y todo lo que formará parte de la fotografía.
  • El momento: captar ese segundo perfecto, sabiendo utilizar la luz y otros trucos para crear “magia”.
  • La composición: Todo lo referente al encuadre y colocación del sujeto en relación al resto de elementos del escenario.
  • Otros elementos de la composición: la pose, las líneas y perspectiva en el caso de la arquitectura, etc.
  • La edición: mezclar todos estos ingredientes que ya tienes y cocinar una foto.

como vivir de la fotografia

7- No te ancles al pasado, existen nuevas maneras de ganar dinero haciendo fotos y vivir de la fotografia

Los tiempos han cambiado mucho, y la tecnología nos ha permitido que no sea necesario vivir únicamente de hacer reportajes para eventos, sesiones de estudio o fotografía comercial, etc.

Aquí tienes algunos ejemplos de las nuevas formas modernas de hacerlo:

1- Vivir de la Fotografía de stock

Una opción es crear un perfil en alguna/s plataformas en las que puedes compartir imágenes de todo tipo de temáticas. Si subes cientos o miles de fotografías, puede ser muy interesante, ya que la gente las compra para usarlas en todo tipo de proyectos y tú recibes una pequeña comisión de cada venta.

 

2- Crearte un canal de YouTube

Esta es la opción que yo escogí cuando decidí que no quería tener clientes ni trabajar para otras personas. Ofrecer tus conocimientos y experiencia a modo de formación (gratuita y de pago) es una posibilidad que también está a tu alcance y permite un crecimiento asombroso. Por cierto, si aún no te has suscrito a mi canal de YouTube, ¡puedes hacerlo aquí y ahora!

 

3- Esponsorizaciones

Si te encanta comentar y hacer reviews sobre cámaras, objetivos y otros aparatos del mundo audiovisual, algunas marcas pueden interesarse para patrocinarte los vídeos o pagarte para que hables sobre sus productos.

4- Programas de afiliados

Si no quieres o no encuentras empresas que te paguen, puedes hablar igualmente sobre esos artículos que tanto te gustan y ofrecer enlaces de afiliados de Amazon, por ejemplo. Recibirás comisiones por las personas que compren a través de tus enlaces.

5- Instagram

Yo diría que es la red social más potente en cuanto a posibilidades de crear un negocio con la fotografía. Si publicas trabajos muy buenos constantemente y construyes una base sólida de seguidores, las grandes empresas se pueden interesar por ti y pagarte para que sus productos aparezcan en tus fotos igualmente.

8- DESCUBRE tu estilo y DESARROLLA tu método para VIVIR de la FOTOGRAFIA

Ahora te toca a ti analizar y probar hasta que hayas encontrado tu propio proceso de cómo haces, editas y revelas las fotografías. Este es el paso más importante a largo plazo, ya que si quieres diferenciarte del resto y ofrecer algo original, tendrás que “hablar” y contar historias a través de la cámara.

9- No te olvides de la PASIÓN

Me gustaría resaltar una cosa, y es que es importante no convertir algo que haces por pasión en un trabajo mecánico y rutinario.

Por experiencia te digo que, aunque entres a este mundo con mucha fuerza, decisión y motivación, si comienzas a aceptar todo tipo de trabajos, clientes y estilos con los que no te identificas y no disfrutas, te estás contaminando con toda la presión de pagar facturas y demás.

En mi caso, inicialmente yo me busqué otra labor con la que ganaba mi sueldo, para así no tener que hacer un montón de proyectos que no me gustaban como fotógrafo. Aunque a pesar de todo, hay que buscar un equilibrio entre hacer ciertos trabajos que no nos gustan y ganar experiencia.

Y a ti, ¿con qué método te gustaría vivir de la fotografia?

Te he dado un montón de herramientas y consejos para acortar muchísimo tu camino hasta conseguir promocionarse como fotógrafo, y me gustaría que me dejaras en los comentarios qué estrategia te gustaría llevar a cabo este año para cumplir tus objetivos y vivir de la fotografia.

Espero haberte ayudado, ¡nos vemos en el próximo post!

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Diego Amé

    Somos una familia de Ingeniero Luiggi, La Pampa, Argentina. Hace 106 años y tres generaciones que vivimos de la fotografía. Y ya está comenzando la cuarta generación..

    • Rubén

      Hola! Muchas gracias por compartir tu opinión y confiar en mi formación 😜. Deseo que le saques el máximo partido. Estamos en contacto!

    • Rubén

      Hola Sergio! Gracias por leer este artículo del blog y por dejar tu comentario. 💪 Un fuerte abrazooo!

  2. Jorge

    Gracias por el artículo y por el video de YT, Rubén! Aclaras varios puntos en los que reparaba….ahora me toca repasar “matemáticas” de la época del cole…maldito!! (jeje es broma). Quería preguntarte por la plantilla/modelo de la que hablas: los enlaces no funcionan 🙁
    De todas maneras, 1000 gracias desde ya.
    Un saludo

    • Rubén

      Hola Jorge!. Muchísimas gracias 🙏🙏 por tu comentario para mejorar nuestro contenido. Ya hemos reparado el enlace y espero que tengas mucho éxito con tu proyecto. Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar Estados Unidos (EEUU). Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari