El mejor Trípode para grabar Vídeo

En este tutoblog, pienso compartirte todo lo que necesitas saber sobre trípodes para vídeo. De hecho, quiero que conozcas a la perfección sus principales características, las diferencias que existen entre trípodes para foto y vídeo, y por último, te voy a recomendar varios trípodes, que quizás puedan encajar con tu presupuesto y con tu proyecto audiovisual.

Como ya vimos anteriormente en el tutoblog sobre La Guía definitiva para elegir Trípode para Fotografía, el trípode es un elemento clave en el mundo audiovisual. En fotografía es muy importante, pero en vídeo lo es aún más, ya que permite grabar escenas sin movimientos bruscos, generando mucha fluidez, y además ofrece numerosas posibilidades.

Es importante diferenciar entre trípodes para fotografía y trípodes para vídeo, ya que, aunque incluyen funciones similares, hay ciertos aspectos y características que son exclusivas de los trípodes de vídeo, y aquí vas a poder descubrirlo.

Aprovechando que te voy a hablar de trípodes para grabar vídeo, quiero que sepas que en la Escuela Runbenguo contamos con la Guía Completa del Equipo Audiovisual. Adquiriendo esta guía tan detallada, podrás dominar a la perfección una gran variedad de aparatos audiovisuales y herramientas, además de adquirir un nivel de conocimiento profesional sobre todos ellos.

Ahora sí, comencemos con este tutoblog sobre el mejor trípode para grabar vídeo. ¡Adelante, compañer@!

Diferencia Trípode Vídeo y Fotografía | Runbenguo

Trípodes para vídeo o para fotografía: ¿Qué marca la diferencia?

En cuanto a la diferencia principal, podríamos decir que los trípodes para fotografía nos permiten mantener la cámara estática, lo que es útil para realizar fotografías de paisajes nocturnos, de astrofotografía o de Light Painting, entre otros estilos.

Mientras que, por otro lado, los trípodes para vídeo sirven no solo para tener la cámara estática, sino para moverla sin realizar brusquedades, con el fin de conseguir movimientos fluidos que den mayor libertad en las sesiones de grabación, por medio de barridos horizontales o verticales, paneos o incluso “travellings”.

En resumen, se puede decir que tanto los trípodes para fotografía como los trípodes para vídeo ofrecen estabilidad, pero los de foto ofrecen estabilidad estática, sin movimiento, y los de vídeo ofrecen estabilidad con movimiento suave y fluido.

Debido a esta característica de los trípodes para vídeo, es posible simular un slider o incluso una steadicam, como ya demostró Rubén en este vídeo sobre Cómo estabilizar tus vídeos por 0€. Como puedes apreciar en este vídeo, en caso de querer simular una steadicam, tendrás que saber al menos lo mínimo sobre el principio del centro de masas y, además, necesitarás tener un trípode con patas que sean independientes y articulables.

Aquí es donde entra en acción otra de las diferencias más notables entre los trípodes para foto y para vídeo:

  • Las Patas.

Como es lógico, las patas de los trípodes sirven para soportar todo el peso del mismo sobre el terreno. En algunos casos las hay que se pueden abrir de manera individual, muy útil en caso de querer simular una steadicam, por ejemplo, y en otros trípodes, se pueden abrir todas a la vez. Es importante destacar que en cine, los trípodes suelen ser fijos para tener mucha más capacidad de peso.

En algunos trípodes, las patas se pueden abrir y cerrar con pestañas de cierre rápido o con un sistema de sujeción giratoria. También hay otros que cuentan con cierres multiángulo, lo que permite cerrar las patas a diferentes ángulos, con el fin de favorecer ciertas maniobras o movimientos. O incluso se pueden alargar o estirar las patas para dar una mayor altura a un trípode y uno de los sistemas más conocidos para ello es el Twist & Lock. Normalmente, los trípodes cuentan con 3-5 segmentos, como podrás ver, y cuantos más segmentos tenga un trípode, más inestable será, así que mucho cuidado con lo que eliges.

Además de las patas, también hay otros elementos que marcan la diferencia entre los trípodes para fotografía y los trípodes para vídeo:

  • Cabezal 2D.

En algunos trípodes, las rótulas con cabezal 2D ayudan a mover la cámara de manera vertical y horizontal a través de un mango que llevan incorporado. Es una opción estupenda para vídeo, por la fluidez de movimientos que ofrece.

  • Cabeza fluida o Fluid Head.

Fundamental para grabación de vídeo, que te servirá para conseguir planos en movimiento de calidad, sin fricciones o tirones. Cuentan con un sistema de líquidos interno de tipo aceitoso que ayuda a generar movimientos suaves y constantes, y con un sistema de roscas o engranajes con los que podrás ajustar el nivel de fluidez de movimientos. Al final del tutoblog, verás que te recomiendo una opción muy interesante.

  • Base en semiesfera.

En cuanto a la elección de un buen cabezal para video es preferible que éste sea en forma de semiesfera, ya que facilita nivelar la cámara respecto al eje horizontal, lo que favorece que no se incline el equipo.

No obstante, en caso de tener mucho peso sobre el trípode, es algo incómodo de nivelar, porque no es un ajuste preciso.

  • Base plana.

También hay cabezales con base plana y valen perfectamente para vídeo, pero deberás saber que si cuentas con un cabezal de este tipo, tendrás que realizar la nivelación directamente con las patas, ajustándolas poco a poco.

Características fundamentales a destacar antes de elegir un trípode para grabar vídeo

Ya que acabas de conocer algunos de los aspectos o elementos diferenciadores entre los trípodes para foto o para vídeo, ahora quiero aprovechar para comentarte algunas de las características que se deben tener en cuenta antes de adquirir un trípode para grabar vídeo.

  • Cuerpo robusto.

Un trípode de calidad debe ser robusto y estar bien armado, para que pueda ser efectivo sobre el terreno. A diferencia que en fotografía, en vídeo sí vas a mover la cámara. Sin embargo, el trípode tiene que mantenerse muy estable durante los movimientos que vayas a ejecutar.

  • Peso del trípode y de carga.

Los trípodes de vídeo suelen ser más pesados. Obviamente, a mayor robustez, mayor peso. Tendrás que tener en cuenta esta cualidad, sobre todo si quieres un trípode para viaje o grabaciones en exteriores.

A su vez, es importante tener en cuenta el peso de carga máximo que puede soportar el trípode. Si fuera tú, haría cálculos desde ya de tu equipo con todos los extras y accesorios que tengas (micro, objetivo, luz, etc.). Esto es vital, ya que de ello depende la estabilidad del trípode.

  • Altura máxima.

Supongo que no has olvidado lo que te he comentado antes sobre los segmentos de los trípodes. Los segmentos de los trípodes permiten ganar mayor altura, pero lo más aconsejable es que adquieras un trípode que se pueda colocar a una altura cómoda para ti y para las situaciones en las que vayas a grabar normalmente.

  • Versatilidad.

De lo más interesante que puedes encontrar en un trípode es que el movimiento de sus patas sea independiente, que se pueda adaptar a cualquier terreno y que la columna central se pueda mover. Si un trípode cumple con estos requisitos, será de lo más versátil del mercado.

De hecho, si te interesa realizar planos a ras de suelo o en posición cenital, lo mejor es que busques trípodes versátiles. Aunque bien es cierto que no suelen soportar tanto peso como los trípodes grandes de cine ni son tan estables como algunas otras opciones que mencionamos en este tutoblog. Recuerda que cuanto mayor sea el número de segmentos de un trípode, menos estable será.

  • Precio.

En trípodes para vídeo, lo normal es que encuentres precios más elevados, en comparación con aquellos que se usan para foto. Lo más aconsejable es que adquieras un trípode de gama media o media-alta para poder quedar satisfech@. Si no dispones del presupuesto ahora, espera un poco, ya que en la mayoría de ocasiones, la espera siempre merece la pena.

Cabezales y Trípodes para grabar vídeo:
¿Qué opciones recomienda Rubén?

Para finalizar este tutoblog, he creído que sería interesante compartir contigo algunos de los cabezales y trípodes que recomienda Rubén para grabar vídeo.

Ten mucho ojo con los trípodes baratos de Amazon tipo Neewer, etc. El problema con estos trípodes baratos es que realmente no ofrecen un movimiento muy fluido y conseguido, sino solo parcialmente. De ahí que las buenas cabezas fluidas de vídeo tengan ya unos precios de 150-200€ en adelante.

A continuación, te dejo una lista con diferentes artículos que pueden ser muy interesantes para que empieces a sacar el máximo provecho a tus vídeos. Hay cientos más, pero este es un buen rango para empezar a mirar y valorar:

  • Cabezas fluídas.
  • Trípodes + cabeza.

Y aquí concluye este tutoblog completo sobre el mejor trípode para grabar vídeo. Espero que te sirva de mucha utilidad y, sobre todo, que te ayude en tu decisión a la hora de comprar un trípode para grabar vídeo. ¿Sabrás elegir bien?

Te recuerdo que puedes dejar tus comentarios, recomendaciones o experiencias más abajo, en la sección destinada a comentarios. Será genial compartir experiencias acerca del uso de trípodes para la grabación de vídeo. Seguro que tienes alguna anécdota interesante por contar o algún trípode (o cabezal) que no está aquí y que te gustaría recomendar.

¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

Ander, Soporte al alumno y Copy en Runbenguo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar España. Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari

Ir arriba