Requerimentos para un PC de edición con DaVinci Resolve

 

Hace unas semanas te hablamos de los requerimientos mínimos y recomendados para elegir un PC de edición que tenga un flujo de trabajo con Premiere. Hoy le toca el turno a DaVinci Resolve.

Si bien no va a haber mucha diferencia, en cuanto a la relación de que más potencia es mejor, DaVinci sí que nos va a permitir ser más flexibles en cuanto a componentes y presupuesto se refiere, pero para ello, vamos a tener que pensar muy bien con qué tipos de archivos vamos a trabajar principalmente. 

Hemos hablado directamente con Black Magic para ver si nos podrían dar unas recomendaciones. Desde su punto de vista, no hay una recomendación óptima por lo mismo que te acabo de decir, al final, depende de muchos factores de tu flujo de trabajo. Pero sí que nos han dado unas pautas mínimas tanto para ordenadores de sobremesa como de portátiles, y estamos convencidos de que os vamos a quitar unas cuantas migrañas.

 

 

Qué voy a usar: ¿H.264, H.265, ProRes 422 o RAW?

Como ya sabes por el curso de cámara gratis (y si no puedes apuntarte aquí), los códecs son algoritmos de compresión que hacen que tengamos archivos de mucha calidad en muy poco peso. Pero esto tiene sus limitaciones de cara a la edición de vídeo y especialmente, en el etalonaje.

Por lo general, los códecs H.264 y H.265 son los que vas a ver en prácticamente todas las cámaras DSLR o Mirrorless que graban vídeo. Son unos códecs fabulosos por su relación calidad-tamaño, pero fueron pensados inicialmente para los renders finales, es decir, para entrega. Son códecs que permiten llevarnos el archivo en un pen drive para que el cliente vea el resultado final en el ordenador de su oficina o se lo mandemos por un enlace de wetransfer o similar. Nos han insistido mucho: no son códecs para grabación. Ya lo dijo también Rubén. 

Estos códecs en los mejores casos como en la Lumix GH5s o la Fuji X-T4, tenemos un 4K de 60 fps a 400Mbps y 10bit. Absolutamente brutal, pero ni de lejos es como grabar en ProRes y ya no os digo en RAW.

Los editores más antiguos se acordarán de que con Final Cut Pro 7 o Avid Media Composer, había que transformar todos los archivos de nuestra cámara a ProRes 422 (FCP) o DNxHD (AMC) para que pudiesen reproducir los archivos con facilidad. Premiere rompió esto y trajo con ello una auténtica revolución, pero hoy en día, aunque tengamos CPUs y GPUs potentes, sigue siendo muy costoso para nuestro hardware principal codificar y decodificar estos archivos.

Esto se debe a que H.264 y H.265 ha tenido muchos desarrolladores diferentes, y a su vez, cada cámara lo trabaja de una forma distinta. DaVinci, tiene su propia gestión de estos dos códecs, una gestión bastante amplia y por eso es tan poderoso con ellos gracias a su aceleración por GPU en su versión de pago.

 

 

Por tanto, ¿qué vamos a necesitar para un ordenador donde trabajemos con estos códecs?

Una CPU multinúcleo, siendo el mínimo minimísimo un Intel i7 de 8 núcleos, tanto en torre como en portátil. El proceso de decodificación lo hace principalmente la CPU, aunque se apoye ligeramente en la GPU, por eso es aceleración y no procesamiento precisamente. 

 

Y entonces ¿qué GPU?

El mínimo según Black Magic es de 4GB de VRAM en portátiles y 8GB de VRAM en sobremesa. Nos afirman que, sin ninguna duda, DaVinci Resolve 16 debería funcionar con estas características. Si no te funciona y tienes que ir a la versión 15, quizá sea por eso. Pero también nos dicen que entre la versión 15 y la 16 no hay muchas diferencias en cuanto a rendimiento.

Hay quien se plantea utilizar dos GPU, una para la reproducción en pantalla y otra para el procesamiento gráfico, siendo esta última más potente. Esto se puede hacer mediante una conexión SLI en NVIDIA o CrossFire en AMD (revisa que tu placa soporte esto). Pero es un error muy grave. Si realmente quieres aprovechar la potencia de dos tarjetas gráficas, deben de ser totalmente iguales, o por lo menos, el mismo modelo de distinto ensamblador. Por ejemplo, una RTX 2080 Super de MSI y otra de Asus. Aunque los ensambladores realizan diferentes modificaciones para mejorar el rendimiento, por eso es preferible que sea exactamente igual. ¿Por qué? Porque si una es menos potente, la mayor reducirá su potencia (valga la redundancia) hasta equipararse con su hermana pequeña. Así solo estarás tirando dinero y energía.

Lo mejor es que uses una sola GPU, tipo gaming con una VRAM mínima de 8GB y si tu presupuesto lo permite, dos GPU exactamente iguales.

 

 

¿Y qué pasa entonces con ProRes y RAW?

ProRes 422 es un códec desarrollado por Apple. Sí, un códec, la CPU tiene que hacer el mismo proceso de codificar y decodificar que con H.264 y H.265, pero (un gran PERO) es un códec diseñado para la grabación y la edición. De hecho, las mirrorless más recientes (y no tan recientes) permiten la grabación en este códec mediante salida HDMI por monitor externo. ¿Por qué no lo incluyen internamente? Por el calor que genera fundamentalmente.

Este códec es mucho más pesado, pero porque está menos comprimido, así que el procesador va a trabajar mucho menos y por eso lo moverá mejor y eso que lleva mucha más información. Menuda paradoja, ¿eh?

Lo mismo ocurre con RAW, donde al igual que con las fotografías, son los datos del sensor en bruto, tal cual lo captura, donde quizá 3 minutos de vídeo sean 10GB de archivo (depende del RAW y de la cámara).

Si vamos a trabajar con archivos que vienen de cámaras como ARRI o RED, vamos a necesitar una máquina potente desde luego, pero el procesador no va a ser tan determinante, ni siquiera la GPU, sino más bien, el almacenamiento.

 

A más velocidad de almacenamiento, mejor gestionará DaVinci nuestros archivos RAW

DaVinci usa constantemente la velocidad de nuestro disco duro, más que la GPU y la CPU. Si nuestro disco es mecánico (HDD) y de 5400rpm, evidentemente no veremos la reproducción del archivo fluida. Pero quizá tampoco lo hagamos con un SSD conectado por SATA3.

En estos casos, lo mejor es ir a lo más rápido, los NVME o si usas discos mecánicos, utilizar configuraciones de RAID 0, 5 o 10. 

Por resumirlo mucho, un RAID son un mínimo de dos discos que trabajan como uno solo en redundancia, donde además de sumarse su capacidad, se suma su velocidad (no en todas las configuraciones RAID). Esto es que, si tenemos dos discos de 2TB a 250Mb/s, funcionarán como uno solo de 4Tb a 500Mb/s. Podríamos hacer un artículo entero sobre RAID, pero si quieres saber más, te dejamos un enlace donde se explica fenomenal: https://www.profesionalreview.com/2019/01/24/tecnologia-raid/ 

Toda esta configuración está genial en cuanto a edición y a etalonaje, pero ¿y si usamos Fusion principalmente? En este caso, ocurrirá como con After Effects, cuanta más memoria RAM, mejor.

Por lo general, todos los programas de postproducción que utilicen capas o nodos van a requerir RAM y poca latencia. Los efectos que aplicamos en los nodos de Fusion se guardan en la RAM, y así tanto CPU como GPU pueden acceder a esa información más rápido. Por tanto, cuanta más memoria tengamos, más podemos cargar nuestro proyecto de efectos para poder trabajar en tiempo real, sin parones o caídas. Así que el mínimo según Black Magic sería 32GB.

 

 

¿Estás liado? No te preocupes, te lo resumo

Céntrate en averiguar una cosa: ¿cuál va a ser tu flujo de trabajo? Esa es la clave.

Un ejemplo: Si vas a hacer vídeos para Youtube, donde la mayoría lo va a ver por teléfono móvil y en el mejor de los casos por un monitor de ordenador de entre 100€ y 300€, ¿necesitarías realmente un monitor de 2000€ que reproduce el espacio de color de Adobe RGB al 100%, en HDR y una relación de contraste tan buena que la realidad te parecerá falsa?

Lo mismo ocurre con el hardware de tu máquina. 

Ahora que vamos a hacer pruebas con la Black Magic URSA Mini, vamos a aprovechar realmente el potencial de los ordenadores que tenemos en el equipo de RBG. Hasta ahora, pocas veces los ventiladores se han puesto a tope en la edición. Y es algo puntual, ¿o quizá no?

Nuestra recomendación es que empieces por algo sencillo. Afianza tus conocimientos y según vas creciendo como profesional, quizá acabes editando DCP para cine o publicidad donde sí necesites una máquina tan potente. Mientras tanto, tanto para DaVinci Resolve como para cualquier otro programa de edición, efectos y color, infórmate, piensa lo que vas a hacer e invierte con cabeza.

Te vamos a dejar aquí dos configuraciones que hemos hecho, una básica y otra más holgada.

 

Mínimo ideal

Si estás pensando en montarte un PC y puedes ser paciente, NVIDIA está a punto de sacar su serie RTX 3000, que pinta que va a ser una auténtica revolución. También, van a llegar las nuevas memorias RAM DDR5. Todo depende, como bien sabes ya. Para un portátil, ten en cuenta las características que te hemos dicho a la hora de elegir.

Espero que te haya gustado el post.

Cualquier duda, deja tu comentario, nos vemos en el próximo post.

¡¡Un saludo!!

Alex Barvel, Editor de Runbenguo.

29 comentarios en “Requerimentos para un PC de edición con DaVinci Resolve”

  1. estoy pensando en pasarme a Davinci Resolve , pero tengo una gran duda:
    Por mi movilidad en el trabajo, yo utilizo un portátil bastante potente sin problemas con premiere o Vegas, y conecto salida a monitor externo por hdmi siempre en el lugar donde estoy…
    Pero que ocurre con DAVINCI RESOLVE???
    No solo que no tiene posibilidad de conectar directamente, sino que además NO CONOZCO que exista un dispositivo externo, ya sea de blackmagic o de otro fabricante para poder monitorizar!!!
    Esto es así?… o existe algo.
    Es que esto es un gran handicap para los que editamos con portátiles y que cada vez somos más.
    Gracias y un saludo.

  2. Montse de Paz

    Gracias, Eloy. Pues mira, el programa lo he podido instalar sin problema y me funciona bien, por ahora. No me he puesto a haces cosas muy complicadas porque no sé mucho, estoy aprendiendo. Lo único que noto es que a la hora de renderizar los videos tarda muchísimo. Si el video dura 30 minutos, se pasa una hora y media para procesar, o sea unas tres veces el tiempo de duración del proyecto. Eso sí, luego queda bien, aunque he notado un levísimo desfase entre el audio y el video, como si la voz fuera un pelín más lenta. Quizás sea problema de mi edición, que no es muy pulida, o de los archivos originales… No sé. Iré viendo. Y mil gracias por responder. Miro lo de la placa base.

  3. Montse de Paz

    Hola. Me he comprado un ordenador hace poco, pidiendo al informático que fuera apto para edición de video y trabajo con programas potentes y archivos pesados. El caso es que no cumple los requerimientos mínimos para Da Vinci 16, al menos dos: la RAM es de 16 Gb y el procesador de 2,9 Gh. La placa base y la gráfica, no lo sé, tendré que preguntar.
    ¿Se puede solucionar esto de manera sencilla? ¿Hay que cambiar los componentes o necesito otro ordenador?
    ¡Gracias!

    1. Eloy Runbenguo

      Hola Montse! La placa base es el componente fundamental del ordenador, ya que todos los demás acaban conectádose a esta y dependiendo de la que tengas te admitirá un tipo de procesador u otro, una RAM determinada, etc… Pero de todas formas, has instalado el programa y has visto si te funciona para lo que necesitas? porque esto depende mucho de las necesidades de cada uno. Yo primero lo instalaría, lo pondría a prueba incluso con el monitor de recursos funcionando y con estos resultados tendrás una idea más certera de las piezas que necesitas sustituir en caso de que sea necesario. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar Estados Unidos (EEUU). Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari

Foro