Claves para dominar RAW, LOG y otros perfiles de imagen

Qué es RAW, LOG y los perfiles de imagen

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
ÍNDICE DE CONTENIDOS
Conoce en detalle las principales diferencias de trabajar con perfiles de imagen como RAW o LOG, para evitar cometer errores y obtener resultados pobres en tus producciones.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

En este tutoblog, vas a aprender a diferenciar entre los perfiles de imagen más habituales, como RAW o LOG, además de profundizar en varios de sus aspectos más técnicos.

El mundo audiovisual es tan amplio y abarca tantísimo, que muchas veces debemos pararnos a reflexionar e incluso a estudiar conceptos teóricos, que nos permitirán llevar un mejor flujo de trabajo. No importa si nos dedicamos profesionalmente a tomar fotos o vídeos o si lo hacemos por mero hobby, ya que en el aprendizaje continuo se encuentra el éxito.

Para que puedas desarrollarte de manera completa como fotógraf@ o videógraf@, es vital que entiendas bien qué es RAW y qué es un perfil logarítmico, sobre todo, antes de que empieces a trabajar con ambos perfiles. Usando de manera ineficiente estos perfiles de imagen, no lograrás resultados óptimos y poco a poco te irás frustrando.

Prepárate para descubrir algunas de las claves de los perfiles de imagen RAW y LOG, y ya verás cómo al final de este tutoblog y tras poner en práctica todo lo que te voy a contar, tu flujo de trabajo mejorará enormemente.

¡Comencemos!

¿Qué es RAW?

Como indicamos en el Curso de Fundamentos de la Imagen Digital, un sensor capta información tanto de luminosidad como de color gracias al efecto fotoeléctrico y a los mosaicos de Bayer principalmente.


Pero toda esa información que se captura y se transforma de analógica a digital, son realmente ceros y unos antes de ser una imagen visible.

Para que podamos ver una imagen que represente la realidad, tenemos que realizar un proceso llamado interpolación cromática (De-Bayering en inglés).

Esto es lo que hacen los programas de revelado fotográfico como Lightroom y Capture One, o los programas de edición de vídeo que soportan formato RAW como Premiere o DaVinci. Transforman todos los ceros y unos a una imagen con colores que se asemejan a la realidad. Y los tres colores principales de un mosaico de Bayer, que son verde, rojo y azul, se transforman en miles o incluso en miles de millones de colores.

El poder del formato RAW consiste en que toda la información cruda, tanto de luminosidad como de color, está a nuestra disposición para que podamos modificarla en la postproducción. Podemos cambiar radicalmente el balance de blancos y no veremos ninguna merma o degradación en la imagen. Y, según el formato, podemos incluso cambiar varios pasos la exposición o recuperar altas luces y sombras en gran medida.

La contrapartida es que como no desechamos nada, tenemos archivos muy pesados y a veces difíciles de mover y almacenar.


Por ello, muchas cámaras realizan la interpolación cromática en el mismo momento de generar el archivo de vídeo, es decir, dentro de la propia cámara, para que a la vez que tenemos una imagen usable, podamos tener archivos más manejables y de menor peso.

La cuestión es que para tener un archivo de vídeo o de imagen de esta manera, hay que desechar gran parte de la información de color y luminosidad. Esto es lo que solemos conocer como los típicos formatos de vídeo que usan códecs con perfiles de imagen.

Por tanto, la diferencia entre usar formato RAW y otro con perfil de imagen y códec concretos, no es que uno esté comprimido y el otro no, como algunos piensan. La diferencia entre RAW y otros formatos es que la interpolación cromática se realiza (o no) en cámara.

¿Qué es LOG?

Habiendo entendido el apartado anterior, ahora puedo explicarte mucho mejor cuál es la diferencia principal entre RAW y LOG.

Un archivo de vídeo con imagen o curva gamma logarítmica (LOG), es un formato de vídeo donde sí se realiza la interpolación cromática en cámara, pero se aplica un perfil de imagen (una curva gamma y modo de color) que permite guardar ciertas bondades, similares al formato RAW, a la vez que se conserva la manejabilidad y ligereza de los formatos de vídeo más comunes como H264, H265, etc.

Si lo vemos representado en un gráfico y atendiendo a valores de luminosidad, vemos que una imagen normal sería mucho más parecida a una línea, pero el perfil logarítmico (LOG) es realmente una curva que “comprime” la imagen para poder meter más información, que de otro modo estaría fuera del rango normal.

Básicamente lo que hace, por resumirlo mucho, es crear una imagen muy plana, donde las sombras se suben mucho, las altas luces se bajan y la saturación queda en mínimos. Con este tipo de imagen conseguimos mayor rango dinámico y margen de color, para poder trabajar después en la edición.

Visualmente, incluso podríamos decir que un perfil LOG es muy similar a una imagen RAW, pero en esta última, en el proceso de edición podríamos cambiar tanto el ISO, como la exposición, como el balance de blancos, y no se perdería calidad, ya que no habremos realizado la interpolación cromática en cámara, y toda la información original estaría guardada en el archivo.


En una imagen con perfil logarítmico tipo H265 y H264, toda esa información sí que está cocinada en el archivo de vídeo según como hayamos configurado en cámara. Por tanto, debemos ser mucho más cuidadosos al grabar en LOG que al grabar en RAW en cuanto a luminosidad y balance de blancos.

Ahora, es muy importante tener en cuenta que cuando grabamos en logarítmico, estamos por decirlo así, “comprimiendo” muchísimo la imagen en cuanto a luminosidad y saturación, y para devolverla a un aspecto mucho más agradable y terminado, necesitaremos estirar de nuevo esa imagen a unos valores más promedios o adecuados.

Y si en ese proceso de alargamiento de la imagen en cuanto a contraste y saturación, no tenemos suficiente información en nuestro archivo de vídeo, probablemente tendremos problemas y artefactos como el conocido banding.

Esto ocurre, por ejemplo, cuando grabamos en perfiles LOG con profundidades de 8bit.

Como se puede ver en el curso de Fundamentos de la Imagen Digital, una imagen de 8bit significa que tenemos 256 tonos posibles tanto para el canal verde, como para el rojo o para el azul.

Y si nosotros estamos comprimiendo la imagen para luego alargarla de nuevo, habrá ocasiones en las que no tendremos suficientes tonalidades y la imagen presentará bandas, donde se repetirá el mismo color (p. ej: un cielo azul).

Por ello, salvo que sepamos muy bien qué estamos haciendo, no es recomendable usar perfiles logarítmicos con cámaras que solamente graben en 8bit. Al menos deberemos usar profundidades de 10bit.

NOTA IMPORTANTE: aunque esta temática da para profundizar mucho más, habría que hacer un pequeño apunte, porque el formato RAW también puede encontrarse como lineal o logarítmico, siendo este último el más común. Pero como ya hemos visto, tanto si es lineal como si es curva logarítmica, no son sino maneras de colocar los valores de luminosidad de nuestra imagen unos respecto a otros.

¿Qué son los perfiles de imagen y cuáles debes usar?

Podríamos decir que los perfiles de imagen son, una vez realizada la interpolación cromática en cámara, maneras de modificar tanto la luminosidad como el color de nuestro vídeo, según el uso que vayamos a hacer de nuestras grabaciones.

El perfil logarítmico que ya hemos comentado, permite guardar ciertas bondades similares al RAW. Otros perfiles como los Cine, permiten tener una imagen plana con la que jugar en post producción, pero con un aspecto mucho más acabado y usable directamente desde cámara (aunque en el caso de Sony los perfiles Cine no tienen los colores más exactos o bonitos).

Cuando uso la Sony A7SIII, el perfil que más configuro a menudo es el S-Cinetone

No es el perfil que mayor rango dinámico dé, o aporte los colores más exactos (que sería SLOG3), pero es el mejor perfil para los que quieren buen rango dinámico, ya que genera buenos colores, pieles bonitas, exposición sencilla en cámara, y una imagen prácticamente terminada en cámara.

Videoguía de uso profesional
Sony A7S III y FX3

Obtén la mejor imagen posible
con tu Sony A7S III y FX3

Una idea un tanto equivocada que tienen algunos, es que es muy difícil trabajar con los perfiles logarítmicos.

Pero cuando aprendemos a usarlos, es tan fácil como sobreexponer adecuadamente en la grabación, y usar un LUT o un efecto de conversión de espacio de color adecuados. Y en escasos clics tendremos la mejor imagen posible de nuestra cámara sin tener en cuenta RAW.

Como consejo final, quiero decirte que cuando hacemos fotografías o vídeos en RAW, en ambos casos no se utilizan perfiles de imagen, porque aunque luego los reveladores RAW o los programas de edición van a ir directos a la información en crudo, hay ciertos perfiles que sí que modifican la luminosidad o la curva gamma y que, por tanto, pueden dar resultados que no queremos e incluso que nuestro programa de edición se haga un lío.

Y aquí concluye este tutoblog completo sobre las claves para dominar RAW, LOG y otros perfiles de imagen. ¡Espero que toda esta información te sea muy útil!

Te recuerdo que puedes dejar tus comentarios, recomendaciones o experiencias más abajo, en la sección destinada a comentarios. Será genial compartir experiencias acerca de los perfiles de imagen, para saber si ya estás acostumbrad@ o no a trabajar con ellos.

¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

3 comentarios en “Qué es RAW, LOG y los perfiles de imagen”

  1. Gracias ! Aclara mucho… Me parecería interesante entonces un tutoblog donde aparezcan los LUTs indicados para cada caso y dónde conseguirlos! Sdos gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar España. Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari

Ir arriba