Cómo perder el miedo a la cámara

 

El miedo a ponernos delante de una cámara y grabarnos es una de las principales barreras que se encuentran todas las personas que quieren abrir un canal en YouTube.

Yo, por supuesto, también me tuve que enfrentar a ello en su día y por eso conozco bien las sensaciones que puedes tener cuando intentas grabar un vídeo y sientes que no puedes hacerlo. Y es totalmente normal. De hecho, te diré que conseguir expresarte con naturalidad y sin vergüenza al qué dirá la gente no es fácil.

Yo llevo muchos años frente a la cámara y he pasado por todo tipo de situaciones.

Sobre todo, he logrado comprender las diferentes razones por las que nos comportamos así delante de una cámara.

Por eso, he decidido crear este post para ofrecerte unas claves muy básicas pero fundamentales a la hora de desarrollar tu propio estilo en los vídeos. Lo que vas a ver forma parte de uno de los episodios de mi curso Cómo vivir de YouTube, donde realmente tratamos este y muchos problemas más con profundidad.

Tengo que avisarte de que aquí no existen ejercicios mágicos o fórmulas para eliminar todos los sentimientos de miedo al rechazo o al juicio. Lo que vas a encontrar son ideas o conceptos y cómo puedes trabajarlos en tu día a día para que puedas ver resultados muy pronto.

Así que, ¡comenzamos!

 

Lo primero de todo, ¿por qué nos sentimos así?

Tener miedo a estar frente a una cámara no debería ser nada tortuoso ni traumático.

Es más, si lo piensas, no es normal o natural tenerle miedo porque simplemente es un aparato. Uno más de los que puedes tener en tu lugar de grabación. Entonces, si no le tienes miedo a una lámpara, una silla o al ordenador, ¿por qué la cámara resulta tan complicada?

Bueno, la respuesta es un poco más interna.

Para nuestro subconsciente la cámara representa a esas personas que nos van a ver después. No importa si son decenas, cientos o miles. El simple hecho de ser conscientes de que nos vamos a exponer en público hace que volquemos toda esa energía en la cámara. Como te digo, esta no es una situación aislada. Recuerdo que cuando subía mis primeros vídeos en Runbenguo, mi forma de expresarme al hablar, mi naturalidad, los gestos e incluso el tono de mi voz eran muy distintos a como son hoy.

Cómo hablar frente a una cámara

¿Cómo he logrado yo esa transformación? Comprendiendo las claves que vienen ahora.

 

El miedo a la cámara está muy relacionado con el crecimiento personal

Cuando sentimos esas emociones de nervios y miedos, no es ni más ni menos que todos nuestros problemas interiores. Es decir, tu autoestima, la opinión que tienes sobre tí mismo, la validación y una larga lista de emociones son las responsables de que tengas bloqueos a la hora de grabarte.

Por ejemplo, te cuento lo curioso que fue en mi caso.

Yo desde pequeño siempre he estado haciendo tonterías cada vez que me ponía delante de una cámara. Digamos que me sentía totalmente cómodo ante ella. Sin embargo, cuando entré en la adolescencia, esos fuertes cambios en la personalidad me hicieron creer que era muy tímido.

Y como de verdad lo pensaba, pues es lo que transmitía. Me convertí en un chico introvertido.

Sin embargo, a medida que fui invirtiendo tiempo en conocerme mejor, en descubrir nuevas facetas mías y en crecer interiormente esa timidez se fue disipando poco a poco.

Como es lógico, hubo una época en la que a mí también me preocupaba lo que pudieran opinar otras personas sobre mí o mis vídeos. Pero llegó un momento en el que estaba tan seguro de mí mismo y hacía las cosas tal y como las sentía, que me daba totalmente igual todo lo que me pudieran decir fuera (que no fuese constructivo).

Pero eso tampoco llegó solo, sino que fue gracias a la verdadera razón principal de todo esto.

 

Para perder el miedo a la cámara, la verdadera clave es la práctica

Seguramente suena muy obvio. Pero en este caso lo es. Es que realmente no existe una solución alternativa, no hay un atajo para esto.

Lo que sucede cuando nos grabamos las primeras veces es que nos vemos de una manera muy distinta para nosotros. Vemos cómo nos comportamos en realidad y eso en muchas ocasiones no nos gusta. También es muy normal notar que nuestra voz es diferente.

Pero eso se debe a meras cuestiones físicas.

Cuando hablamos escuchamos nuestra voz desde dos referencias. Una es nuestra propia cabeza, que actúa como caja de resonancia, y la otra es el rebote que nos llega cuando nuestra voz impacta con alguna superficie. Cuando nos grabamos, luego solo podremos escuchar nuestra voz a través de la referencia de los altavoces.

Como digo, todo se centra en la prácta y en tener una férrea disciplina.

Si te pones a practicar diarimente o varias veces a la semana, al principio te costará mucho. Pero con el paso de los días te irás acostumbrando a verte de esa manera. Tu propia mente lo verá como algo natural.

La parte buena es que ahí es cuando vas a empezar a notar los resultados. La parte menos buena… que la solución solo está en ti.

Así que creo que hablar frente a una cámara puede ser una muy buena oportunidad para crecer personalmente porque te obligarás a enfrentarte a esas emociones negativas y verás cómo puedes atraversarlas sin problema. No hace falta que lo hagas únicamente cuando vayas a publicar en YouTube. Grábate en pequeños vídeos con tu móvil cada día, por ejemplo. Como siempre lo llevas encima, puedes aprovechar cualquier ocasión para practicar, verte e incluso corregir lo que creas que no funciona.

Es la única manera de poder perder el miedo al ridículo y conectar de verdad con tu audiencia.

Hasta aquí ya te he dicho lo más importante y puedes comenzar desde hoy mismo a practicar.

Pero si quieres ir más allá te regalaré un último consejo para que te resulte mucho más fácil grabar tus vídeos.

 

Ten una buena preparación

Uno de los factores que más incómodo me han hecho sentir al grabar es el no haberme preparado un tema lo suficiente.

Cuando grabas con prisa y con la presión de tener que sacar un vídeo, pero no sabes bien sobre lo que vas a hablar, es muy fácil que se te note esa falta de seguridad en lo que dices.

Por lo tanto, prepara tus vídeos con tiempo. Investiga y lee lo que necesites para tener claro lo que quieres explicar y por qué. Y si puedes, prepárate algún guion o esquema básico para estructurar la información y así no irte demasiado por las ramas.

Guion de vídeo

 

Si haces esto, te garantizo que serás capaz de perder el miedo a la cámara

Espero que te haya gustado este post. La verdad es que está inspirado en uno de los episodios de las actualizaciones de mi curso Cómo vivir de YouTube. Esta es una pequeñísima parte de todos los elementos que influyen en el éxito de un canal.

Si tú te estás tomando tu proyecto totalmente en serio y desearías convertirlo en tu forma de vida, en tu trabajo a tiempo completo, entonces te animo a que eches un vistazo al curso aquí.

Puedes ver todo lo que contiene en sus 10 horas de contenido y, si te apetece, probarlo aprovechando la garantía de devolución.

Si tienes alguna otra duda, escríbela en los comentarios y estaremos encantados de responderte. Nos vemos en el próximo post.

¡Un abrazo!

Rubén.

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Nils

    Gracias por tus consejos! Justo estoy comenzando a hacer mis primeras grabaciones y noto exactamente eso… Que me falta la fluidez al hablar y se me nota inseguro. Pero es una buena aventura seguir practicando!

    Lo que si: muchas veces veo videos en YouTube en los que es muy obvio que la persona esta leyendo palabra por palabra de sus apuntes… eso tambien molesta y no parece autentico. O sea… el script solo deberia tener algunas palabra claves y una estructura – no el texto completo! No?

    Saludos y nuevamente gracias!

  2. Angel Martinez

    Eres mi sencey jajaja o como se escriba.

    muchas gracias Ruben por compartir tus conocimientos.
    Te platico rapido por que sigo tu canal, hace un par de meses mi abuela fayecio de una enfermedad conocida como diabetes, mi madre sufrio mucho por que eya fue la que estuvo con eya en sus ultimos dias en fin, mi abuela fayecio por causa de esta enfermedad pero mas que nada por falta de educacion, nadie le dijo que podria hacer ni como controlar su enfermedad.
    Es por eyo que me dije propuse a buscar informacion y estudiar sobre este tema y asi poder ayudar a las personas a prebenir este tipo de enfermedades o saber que pueden hacer cuando ya la tengan.Tengo un grupo de facebook que trata solo de este tema y esta creciendo por que la informacion (post) que conparto la gente los encuentra de gran ayuda, pero nesesito llevar esto a otro nivel, un post se pierde mucha informacion y de la unica manera que puedo transmitir el mensage completo es con video.
    Asi que me puse a investigar como es que podria empezar un canal y aprender algunas cosas que son necesarias para llevar acavo un canal pero mas que nada el video, entonces me tope con RUNBENGUO y me e convertido en un alumno fiel de tu canal.
    E aprendido bastante y la verdad que te agradesco de todo corazon por tu canal, e querido comprar tu curso de “como vivir de youtube” pero la verdad no he podido soy padre de familia y tengo otras prioridades en casa antes de otra cosa pero ya estoy juntando poco a poco para poder empezar con tu curso que creo es lo unico que me falta aparte de la camara porsupuesto, ahorita estoy grabando con mi movil pero como tu dices la camara no importa mucho.
    Nueva mente te agradesco por todo lo que me as enseñado y espero que sigas creciendo con tus canales y como persona
    #EDUCANDOPARAPREVENIR

  3. Rafael Sanchez Sanchez Cortes

    Hola Ruben. Me parece muy interesante tus palabras, pero yo no tengo miedo a la cámara, no tengo problemas cuando alguien me saca, pero a mi no me gusta ser protagonista mio.
    Los problemas pueden ser otros.
    Muchas gracias

  4. Hernan Emerson Camasi Saccsa

    Excelente Ruben, gracias por enseñarnos una parte de tu experiencia! Estaré al tanto a tu próximo post!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar Estados Unidos (EEUU). Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari