Los MEJORES tipos de LUCES para tus vídeos (o fotos)

Mejores luces para vídeo y fotografía

 

¿De qué depende realmente que un trabajo fotográfico o videográfico tenga una muy buena calidad?

Estamos acostumbrados a pensar que, para grabar vídeos o hacer fotos, necesitamos tener un equipo súper profesional, con el modelo más moderno de cámara y una colección de objetivos y accesorios. Probablemente, tú también pienses que necesitas gastar miles de euros, dólares (o la moneda que tengas) para tener trabajos de calidad, pero hoy vengo a demostrarte que no es así.

Hay un elemento principal y básico que deberías controlar sí o sí, SIEMPRE que vayas a sacar tu cámara a “pasear”.

Y me estoy refiriendo a la luz. Sin una buena iluminación, es imposible que puedas sacar mucho partido a cualquier cámara u objetivo que utilices. Por el contrario, tener un kit o sistema de iluminación mínimamente viable, te permitirá aprovechar muchísimo más el rendimiento de tu equipo y obtener mejor calidad, sea cual sea tu punto de partida.

Si ahora te estás preguntando qué tipos de luces existen, cómo configurar tu propio kit o qué puedes hacer si ahora mismo no tienes presupuesto, en este post te voy a compartir lo que he usado desde que empecé para iluminar todas mis escenas. Desde lo más básico hasta opciones profesionales.

Da igual la etapa en la que te encuentres porque te traigo soluciones para todos los bolsillos. ¿Quieres conocerlas? Pues vamos.

 

Las mejores luces si no tienes ni un euro

Bueno, esta primera solución va dirigida para quienes piensan que no pueden hacer buenos vídeos o fotos porque no se pueden comprar focos, paneles u otras luces profesionales. Yo también empecé por aquí y te aseguro que, en estos casos, más vale maña que fuerza. Si no conoces este dicho, significa que es mucho mejor tener imaginación y creatividad que lamentarse.

La opción más económica si no quieres o no puedes gastar nada, es fabricarte unos focos caseros.

Lo que yo hice en su momento y tú puedes hacer ahora es esto:

Usando una lámpara de escritorio convencional, coge el casquillo, quítale lo que no necesites y ponle una bombilla que sea potente. Después, te buscas la forma de unirlo a un tubo de pvc para fabricarte un pie y, si te queda tiempo, con unos cartones y un poco de papel de aluminio, puedes hacerte un softbox muy útil.

No te preocupes, que sé que así, en dos frases, no puedes entender del todo cómo se fabrica. Sobre todo, si quizás no se te dan muy bien las manualidades. Hace ya unos cuantos años, hice un tutorial que te dejo aquí, en el que podrás ver cómo fabrico este sistema de iluminación casero, paso a paso.

Y tengo que confesarte que, absolutamente gratis… no te saldrá, pero te gastarás unos 30 euros como mucho. Es un precio asequible para todo el mundo.

 

Kits de iluminación buenos, bonitos y baratos

Aunque suene a tópico, no lo es. Actualmente, el avance de la tecnología, unido a la competencia entre marcas, nos permite acceder a productos que ofrecen una calidad muy buena a un precio bastante reducido.

Si tienes algo de presupuesto, aunque sea limitado, puedes adquirir alguno de los kits de lámparas que puedes encontrar en tiendas de fotografía o por Internet. Por si no lo sabes, yo soy muy fan de Amazon, ya que ahí puedo encontrar prácticamente de todo lo que necesito para cada situación. Existen kits básicos de un par de lámparas con su softbox, hasta otros con 3, 4 o más lámparas, con diferentes bombillas cada una para regular la intensidad de luz que quieres.

Luces para vídeo y fotografía

Algunos todavía usan bombillas CCL, pero la mayoría ya se han adaptado a las bombillas LED, que ofrecen más potencia, contaminan mucho menos y duran más.

Las ventajas son muchas. Puedes personalizar la cantidad de luz que quieres utilizar, se montan y desmontan fácilmente y normalmente, vienen con su bolsa de transporte para poder llevarlos a cualquier sitio.

Otra ventaja importante es que puedes utilizar un nuevo tipo de bombillas LED muy chulas que pueden tener hasta 150 watios de potencia. Son estas que ves en la imagen:

Luces para vídeo profesionales

El inconveniente de estas bombillas es que, si son buenas, son un poco caras, pero merecen mucho la pena.

Este kit también tiene algunos inconvenientes, como que, si vas a usarlos muy a menudo, se te puede hacer algo pesado tener que montarlos y desmontarlos cada vez y habrá algunos lugares en los que no puedas sacarles mucho provecho. Desde luego, te recomendaría que empieces por algo así, porque yo los he usado durante años y me han ayudado mucho.

Puedes encontrar un kit sencillo de iluminación con softbox pinchando aquí.

Y si prefieres un kit un poco más completo, lo puedes encontrar en este otro enlace.

 

Paneles LED, la solución TODOTERRENO

Esta es, en mi opinión, la mejor opción para cualquier persona que sea muy activa o se dedique profesionalmente al mundo audiovisual. Los paneles LED son pequeños, planos (lo que los hace fáciles de transportar) y no tienes que montarlos. Solo los colocas en el soporte, los enchufas o les pones su batería y ya. Además, ofrecen diferentes niveles de temperatura de luz, tanto fría como cálida, así como intensidad.

Iluminación profesional de vídeo

Antes, el principal problema es que eran bastante caros, por lo que no eran asequibles para todo el mundo, pero actualmente han bajado bastante de precio. ¡Ah! Y te recomiendo prestar especial atención al “CRI” (Color Rendering Index, por sus siglas en inglés). ¿Y qué es eso, que suena a servicio de seguridad ruso?

El CRI es, en pocas palabras, la capacidad que tiene la luz de una bombilla para reproducir los colores de los objetos en los que rebotan con respecto a la luz natural. Es decir, que si una luz artificial puede iluminar una escena en la que todo muestre su rango de color original, como cuando le da la luz del sol.

Mientras más alto sea el CRI, mejor será la bombilla, el máximo es 100.

Por ponerle una pega a este kit de iluminación, diría que a mí no me gusta mucho el tipo de luz en comparación con la que emite un softbox. Esta última me parece más bonita, pero ambas son totalmente útiles para cualquier proyecto.

¿Quieres un panel LED pequeño pero matón? Encuéntralo aquí.

También tienes la opción de adquirirlos en formato bicolor en este otro enlace.

Estos dos tipos de paneles son la mejor opción para comenzar por algo que sea profesional, pero sin tener demasiado presupuesto.

 

Y como ganador a la iluminación más PRO, los focos FRESNEL

Estos son los que yo utilizo actualmente y no puedo estar más contento con ellos. Te pongo un poco en situación.

Antes, estos focos funcionaban con bombillas incandescentes y tenían el problema de que se calentaban mucho y daban problemas. A pesar de ello, han evolucionado muy bien y hoy día, tienen muchísima calidad y también utilizan luz LED. Eso quiere decir que con ellos también podemos usar tanto luz fría como cálida, jugar con la intensidad e incluso el “chorro” de luz. ¿Qué quiere decir eso de “chorro”?

La diferencia en estos focos es que en la parte delantera, tienen una lente que actúa como el objetivo de una cámara. Según queramos, el ángulo en que se expande la luz puede ser más amplio o más reducido.

¿Necesitas más beneficios para convencerte? Te los doy.

También funcionan con batería y como la luz LED dura mucho, podrás utilizarlos durante bastante tiempo. Otra ventaja es que puedes adquirir un adaptador con el que añadirle un softbox, para alternar entre luz dura o blanda. Lo mejor de cada uno de los anteriores equipos de iluminación, junto. Es como la fusión de Goku y Vegeta?

Pero hasta el mejor sayayin tiene su punto débil, y en el caso del fresnel, es su precio.

Si quieres comprar unos que sean medianamente buenos, vas a tener que sufrir un poquito. Yo compré un pack de tres focos por unos 1.500 euros más o menos. Como te digo, dependiendo de la calidad que busques serán algo más baratos o no, pero igualmente son más caros que las otras opciones.

De todas formas, no te los recomiendo a no ser que ya tengas cierta experiencia en este mundo y dispongas también del presupuesto necesario para adquirirlos sin comprometer tu situación económica.

Igualmente, si quieres más información sobre estos focos o directamente comprarlos, puedes hacerlo desde aquí.

 

Y ahora que conoces los mejores tipos de luces para tus vídeos o fotos, ¿qué vas a hacer?

Te he mostrado todo lo que he utilizado desde que empecé mi aventura cinematográfica, desde antes de YouTube hasta hoy. Como te dije, ya no tienes excusa para darle mucha más calidad y profesionalidad a tus trabajos, tan solo te falta pasar a la acción.

Me gustaría que me digas en los comentarios qué tipo de luces te han gustado más y si tú ya usas alguna de ellas. Y, por supuesto, no olvides unirte a nuestra fantástica Guomunidad si no te quieres perder los mejores consejos, trucos y cursos para seguir aprendiendo en este maravilloso camino de la imagen.

¡Nos vemos en el siguiente post!?

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Jose Antonio Parra Garcia

    Hola Rubén… Una pregunta… jajaja
    Estoy viendo iluminación para grabar videos corporativos y making of de sesiones de fotos, el caso es que estaba viendo igual los Godox 150W por ejemplo, ¿son mejores los frenel de Came-Tv que comentas? ¿En que se diferencian?
    La idea es hacer como te digo, el típico vídeo de presentación de un restaurante o grabar como visten a la novia en una boda por ejemplo.
    Saludos y enhorabuena por la plataforma.
    Jose

  2. Sergio

    Muchas gracias Rubén, te sigo desde hace años y me fio completamente de tu criterio. Tengo una oportunidad de gastar algo de dinero para mi primer kit de iluminación para video y fotografía. No me gustaría fallar porque no podré adquirir otro equipo a corto plazo. Iría a por el panel led por comodidad, pero lo que comentas de la luz (que es más bonita con Softbox) me inclina hacia el Softbox de 4 bombillas. ¿Crees que para grabarme en video desde mi habitación (YouTube) y ayuda para foto retrato de interior me vale este último?

  3. Bernat

    Muchas gracia por este artículo tan útil e interesante.

    Actualmente quiero comprar unos leds industriales para grabar vídeo, ya que necesito iluminar un espacio de unos 4 metros de ancho y 2 de largo, y no puedo permitirme comprar unos focos específicos para vídeo.

    Los necesito para grabar clases de yoga en una zona interior con poca luz, y mi duda es si escoger focos de una temperatura de color de 4000k o de 6000k. Digo estas dos temperaturas porque son las que puedo escoger en los focos que quiero comprar.

    ¿Cuál de las dos temperaturas me recomendaríais y por qué?

    Muchas gracias de antemano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar Estados Unidos (EEUU). Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari