Cómo limpiar tu equipo fotográfico en sencillos pasos

limpiar tu equipo fotográfico

 

Después de hacer una inversión en nuestra cámara o en nuestros objetivos, el gran deseo de todo fotógrafo o videógrafo, es que su equipo se mantenga en buen estado durante mucho tiempo. Uno de los requisitos para que eso ocurra es que nuestro material se mantenga limpio y así poder obtener los mejores resultados posibles. Por ello, hoy te voy a explicar cómo poder limpiar tu equipo fotográfico, la cámara de manera interna y externa. Así podrás ver lo sencillo que es mantener tu equipo en buen estado.

 

limpiar camara

 

Limpieza externa: cómo limpiar tu equipo fotográfico, tu cámara y tu objetivo

Vamos a empezar con la limpieza más rápida y habitual que deberías hacer, la externa. Consiste en limpiar el cuerpo de tu cámara y la parte externa de tus objetivos. Es recomendable primero hacer esta limpieza porque así quitarás suciedad que pueda después entrar en el sensor. Un truquito para mantener limpio tu sensor es que el exterior de tu cámara y tu lente estén lo más limpias posibles, para que así haya menos posibilidades de que motas o suciedad entren dentro.

 

¿Qué necesitas?

· Un paño de limpieza humedecido con agua

· Una pera de aire (al final te recomiendo la más potente)

· Un cepillo de limpieza tipo lapiz

· Alcohol isopropilico

· Un paño de microfibra específico para objetivos

¿Cómo lo hacemos?

1. Limpiamos el exterior o el cuerpo de la cámara con el paño ligeramente húmedo. Que no quede mojado, si hace falta, podemos secarla con otro paño.

2. Después, vamos a por el objetivo. Para empezar con el objetivo, vamos a soplar con la pera de aire, para quitar posibles residuos de polvo.

3. Una vez acabado con la pera, pasamos el cepillo por la superficie o cristal, con cuidado, para eliminar los restos.

4. Posteriormente, humedecemos con una gota la esquina del paño de microfibra con el alcohol isopropílico. Limpiamos el objetivo con el paño, en círculos de dentro hacia fuera.

5. Por último, comprobamos y repetimos si fuese necesario.

 

Puede que tu lápiz de limpieza cuente con una almohadilla específica para objetivos y visores. Si es así, puedes aprovecharla.

En el caso de utilizar filtros para proteger tu objetivo, la mecánica sería la misma.

¡Y ya lo tendríamos!

 

 

Limpieza interna: Cómo limpiar tu equipo fotográfico, tu sensor.

Vale, muy bien, ya tenemos la parte externa reluciente, pero ¿qué pasa si al hacer fotos observo que aparecen motas de polvo? ¿será que el sensor no está limpio? ¿lo tengo que llevar a reparar?

No te preocupes, no hace falta si no quieres, aunque siempre hay gente que prefiere hacerlo así.

Con la Sony A7R que tenía Rubén al inicio sí era necesario porque no venía con el filtro de sensor que traen ahora la mayoría de cámaras, así que siempre es interesante que mires en el manual, contactes con el fabricante o busques en algún foro. Pero la mayoría de cámaras se pueden limpiar de la manera que vamos a ver.

Si por contra te da respeto, siempre puedes enviarlo a un local de reparaciones, pero el coste de ello te saldrá más elevado, aparte de que tendrás que invertir tiempo en llevar y recoger la cámara. Verás que con el método que te comento es sencillo y no te llevará más de cinco minutos. Cualquiera puede hacerlo y no hay peligro si usas la herramienta adecuada.

Antes de comentarte cómo puedes limpiar tu equipo fotográfico, tu sensor, ten en cuenta que cuanto más cuidadoso seas cambiando tus objetivos, menos veces tendrás que limpiar el sensor porque no le entra tanta suciedad haciéndolo de manera correcta.

Por lo que, recuerda cambiar tus objetivos en lugares poco polvorientos, colocando la cámara hacia abajo y poniendo la nueva lente con precaución. Si estás en medio de una sesión, en la playa por ejemplo, y necesitas cambiar tu objetivo, no te preocupes. Puedes poner la cámara boca abajo dentro de tu mochila, tapando el viendo tanto con tu cuerpo tanto con la tapa de la mochila y cambiar dentro tu lente de manera rápida.

También recuerda hacer una pequeña limpiar tu equipo fotográfico después de cada sesión. Cuando llegues a casa, quita el objetivo y sopla hacia el sensor con la pera de aire. Cuidado con rozar el sensor con la pera.

O si no, por lo menos haz limpieza antes de cada salida, sesión o grabación, porque más de uno ha grabado clips importantes con manchas enormes en el sensor. Rubén antes de cada grabación hace una limpieza aunque sea rápida, con la perilla.

Además del método que te voy a comentar, existe un método muy popular para limpiar tu equipo fotográfico, el sensor con cinta adhesiva (encontraréis el método en muchos blogs y foros) pero no es del todo seguro, porque la cinta puede dejar residuos en el sensor. Lo más económico y seguro para nosotros, es contar con un kit de limpieza de sensor, cada vez más asequibles.

 

¿Qué necesitamos?

· Un entorno limpio y con el menor polvo posible.

· Alcohol Isopropílico

· Bastoncillos específicos para tu equipo (te dejamos enlaces a los principales tamaños en el listado de abajo)

¡Atención! No lo intentes con alcohol isopropílico y bastoncillos de las orejas. Pueden dejar residuos de algodón.

¿Cómo lo hacemos?

1. Comprueba si tu sensor está estabilizado. Si está estabilizado, tienes que activar antes el modo limpieza en vuestra cámara.

Si tienes una cámara reflex estabilizada, lo recomendable es que actives el modo de limpieza que levanta el espejo y tú con la cámara encendida, puedas hacer la limpieza.

En el caso de tener una mirrorless que esté estabilizada, también tienes que activar el modo limpieza que hace centrar el sensor para que se quede fijado al limpiarlo.

Y es que si hacemos la limpieza con la cámara apagada, el sensor se va a desplazar y no podrás limpiarlo bien. Encontrarás el modo de limpieza en el menú de tu cámara.

Si por el contrario, tienes una mirrorless sin estabilizar, puedes hacer la limpieza con la cámara apagada, porque no hay espejo que retirar. Al no estar el sensor estabilizado, no hace falta que se fije.

 

2. Una vez tengamos activado el modo de limpieza manual, cogemos un bastoncillo y el líquido para limpiar el sensor. Echamos 2 o 3 gotitas de alcohol isopropílico en la parte delantera del bastoncillo. Cuidado con echar demasiadas gotas, porque puedes humedecer demasiado el sensor. Cuando eches las gotas, mueve un poco el bastoncito para esparcir el líquido.

3. Después, con la cara del bastoncito que hemos humedecido, limpiamos el sensor de un extremo a otro, presionando un poco, pero con delicadeza. Y con la parte que no hemos humedecido, secamos hacia el otro lado. Solo haz una pasada hacia un lado y hacia el otro con un bastoncillo. No lo utilices más de una vez.

 

4. Repite de nuevo la operación con otro bastoncillo para asegurarte de que queda limpio. Cierra el sensor de nuevo, coge otro bastón y repite el proceso.

 

Ahora, ¡importante! Tendrás que saber qué tamaño tiene tu sensor para comprar los bastoncillos adecuados. Te dejo enlaces a los 3 tipos principales en el listado de abajo.

También te recomiendo, si quieres la máxima potencia de soplido con una perilla, que utilices la de la marca Giottos. Con cualquier otra te puede servir también, pero esta tiene la máxima fuerza de soplido sin tener que llegar a los sprays de aire comprimido, que muchos dicen que pueden llegar a dañar el sensor (aunque en algunas tiendas y servicios de reparación los usan).

 

¡Et voila! Ahí tienes tu limpieza completa de equipo fotográfico.

Te dejo por aquí una pequeña lista de los productos que he ido mencionando, para limpiar tu equipo fotográfico por si necesitas alguno de ellos:

Paños de Microfibra: https://amzn.to/2TClJAh

Bastoncillos Full Frame  https://amzn.to/2HDQYc1

Bastoncillos Micro 4/3  https://amzn.to/3mAbokP

Bastoncillos APS-C https://amzn.to/2JlWwIz

Perilla Giottos https://amzn.to/3oGpWkQ

 

¿Lo habías hecho así alguna vez? ¿O lo haces de otra manera? Si es así, coméntalo en los comentarios, para que podamos conocerlo también.

¡Nos vemos la siguiente!

Arantxa, Project Manager en Runbenguo.

6 comentarios en “Cómo limpiar tu equipo fotográfico en sencillos pasos”

  1. Muy útiles los consejos Arantxa, para tener en cuenta. En mi caso, la verdad es que con mi antigua cámara, limpiaba el sensor con alcohol isopropílico y bastoncillos para las orejas. Y tuve el problema ese que mencionas, cuando quedan residuos de pequeñas fibras depositadas en la superficie, un par de veces, aunque se soluciona fácilmente, implica volver a pasar nuevamente el bastoncillo… El asunto en mi caso es que he renovado mi equipo por una full frame y aun no a llegado el momento en que tenga que limpiar de suciedad el sensor, aunque tuve buenos resultados con el método antiguo, lo descartare y ocupare el kit con los bastoncitos. Mi gran preocupación es la siguiente, ¿no existe la posibilidad de que al hacer el barrido, en el momento en que el bastón atrape la partícula de suciedad y al continuar desplazando el bastón para abarcar toda la superficie, esta partícula en su desplazamiento raye la superficie del sensor?
    Seria genial que Sony incluyese en alguna futura actualización de firmware la posibilidad de que el obturador mecánico cubra el sensor en algún modo para cambiar el lente.
    Un abrazo!!

  2. Buenas Arantxa!! Muy buen post, ahora bien, quería preguntaros que opináis acerca de limpiar el sensor con celo (celo especial que no deje residuos). Lo vi y estuve investigando sobre ello y me atreví a hacerlo y la verdad que me funcionó bastante bien, pero no se si debería seguir con este método el cual es muuuy económico respecto a los otros… jejeje.
    Muchas gracias!!

    1. ¡Hola Diego! 🙂 Muchas gracias por comentarnos. Lo del celo puede ser interesante, si lo haces con el material adecuado. Pero si tienes la cinta adhesiva durante mucho tiempo en casa, puede que sufra variaciones y que luego te deje residuos en el sensor. Por lo que, no es del todo fiable, por eso por nuestra parte no lo recomendamos demasiado.
      Si coges un pack de bastoncillos adecuados a tu cámara, te suelen venir un montón y te llega para limpiar el sensor muchas veces. Suelen ser bastante asequibles también y te aseguras de que se quede bien limpio.
      Pero por supuesto, esto es decisión personal de cada uno.

      Un abrazo,

  3. Muy buenos consejos, para aquellos como yo que a veces le da temorcillo limpiar el sensor, es importante tener un buen kit de limpieza. Por mucho que se cuide el equipo siempre se cuela un poco de suciedad, muchas gracias por los consejos de limpieza del equipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar Estados Unidos (EEUU). Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari

Foro