La Guía definitiva para elegir Trípode para Fotografía

En este tutoblog, voy a ayudarte a elegir un trípode para fotografía que se ajuste a tus necesidades como fotógraf@, y para ello pienso compartir contigo una serie de consejos y nociones muy interesantes que te facilitarán mucho las cosas.

Seguramente, elegir y comprar equipo fotográfico es, sin ninguna duda, de las tareas más difíciles que se nos presentan en nuestro camino audiovisual. Y es algo normal, ya que hay tanta oferta y variedad en el mercado, que nos podemos bloquear fácilmente y tardar un mundo en decidirnos.

Mi objetivo, con este tutoblog, no es recomendarte el mejor trípode del mundo, sino aclararte todas las dudas que puedas tener respecto a este accesorio fotográfico y allanarte el camino, para que seas capaz por ti mism@ de elegir la mejor opción para ti.

De hecho, aprovechando que te voy a hablar de trípodes, quiero que sepas que en la Escuela Runbenguo contamos con la Guía Completa del Equipo Audiovisual. Conociendo esta guía tan detallada, podrás dominar a la perfección una gran variedad de aparatos audiovisuales y herramientas, además de adquirir un nivel de conocimiento profesional sobre todos ellos.

Una vez dicho esto, ya deberías estar preparad@ para comenzar con lo verdaderamente importante. ¡No te hago esperar más!

¿Qué usos tiene un trípode?

En cuanto a accesorios, un trípode es de lo primero que hay que comprar, después de la cámara y los objetivos. No obstante, es importante saber si tú lo vas a necesitar en tu proyecto y si le darás uso.

La función principal de un trípode es estabilizar la cámara para evitar movimientos en la imagen que vayas a capturar. Es cierto que muchas cámaras ya cuentan con estabilizador de imagen, pero incluso aunque tu cámara cuente con estabilizador interno, el trípode también te servirá si piensas hacer exposiciones largas.

Si eres fan de Runbenguo desde hace mucho, supongo que ya conoces algunos ejemplos de fotografía de larga exposición. Sin embargo, aquí te recuerdo algunos:

  1. Paisajes nocturnos.
  2. Astrofotografía.
  3. Fotografías donde se muestre un efecto sedoso del agua. (Paisaje)
  4. Fisiograma o Light Painting.

Pero un trípode no solamente es vital para este tipo de fotografías, sino que también se convierte en un accesorio indispensable para otros contextos, como por ejemplo:

  1. Autorretratos.
  2. Timelapse.
  3. Fotografía de Ecommerce.
  4. Fotografía de Arquitectura.

¿Crees que alguna de estas situaciones tendrá cabida en tu proyecto audiovisual? Supongo que ahora ves más claro que los trípodes abren un gran abanico de posibilidades.

Las partes de un trípode al detalle

Además de saber los usos que tiene un trípode, también es realmente importante que conozcas al detalle las partes de las que se compone, ya que así podrás saber con exactitud cuáles deben estar presentes en tu trípode, según el tipo de contenido fotográfico que vayas a crear.

  • La Rótula.

Es la parte que permite colocar la cámara sobre el trípode, para después moverla y girarla, según la situación, sin necesidad de mover todo el trípode. Hay diferentes tipos y es necesario saber que algunos trípodes cuentan con rótulas intercambiables:

1. Rótula de Bola:

Este tipo de rótulas son muy fáciles de usar y permiten una gran variedad de movimientos, manejando solamente una sola tuerca. No obstante, para ajustes precisos, puede ser tediosa e incómoda. Puede servirte para fotografiar sujetos u objetos en movimiento. Échale un vistazo a esta rótula de bola.

2. Rótula de joystick:

Es un sucedáneo de la rótula de bola, pero cuenta con un gatillo que facilita el movimiento en todas direcciones. El gatillo ayuda a cambiar de encuadre rápidamente, por lo que es muy útil para fotografía deportiva, donde los movimientos son constantes y se hace necesario actuar de manera ágil. Lo negativo es que para pesos grandes no suelen ser aptas e incluso algunas (según modelos) son poco duraderas. Aquí tienes una rótula de joystick interesante.

3. Rótula panorámica:

Es un tipo de rótula especial, que permite mover la cámara sin que varíe el centro óptico de la lente. Con una rótula de este tipo se pueden elaborar fotografías panorámicas y fotografías de 360º. Quizás esta rótula panorámica te pueda servir.

4. Rótula de Cremallera:

Esta rótula posibilita realizar movimientos milimétricos. Se utilizan para fines muy concretos, como por ejemplo, para fotografía macro o para fotos realizadas con teleobjetivos. También se usa para fotografía de arquitectura, donde es necesario cuadrar una composición en cuestión de milímetros, o para fotografía de producto, donde hay que hacer ajustes muy precisos. Este es un buen ejemplo de rótula de cremallera.

5. Cabezal de 3 ejes:

Este tipo de rótula permite el movimiento en base a los ejes pan, tilt y roll, y se utiliza sobre todo en paisaje, fotografía macro o de estudio y arquitectura. No es tan precisa como la rótula de cremallera, sin embargo, como es posible ajustar cada eje por separado, permite más precisión que las rótulas de bola, por ejemplo. Por aquí te comparto un cabezal de 3 ejes.

  • La Zapata.

Esta pieza va montada sobre la rótula y permite que se pueda anclar una cámara al trípode. Se pueden encontrar diferentes zapatas dependiendo del sistema de acople. A ser posible, lo mejor es que cuenten con un sistema rápido de anclaje, ya que así se puede soltar la cámara junto con la zapata, de manera que no se pierde tiempo enroscando y desenroscando la zapata a la base de la cámara.

Un claro ejemplo de sistema rápido de anclaje es la zapata de Arca-Swiss. Muchas personas prefieren usar una montura en L en su cámara, que ya trae este sistema Arca-Swiss, por lo que no necesitas zapata y puedes montar la cámara tanto en vertical como en horizontal, sin tener que girar la rótula. Esto a veces trae problemas de no fijación con lentes grandes.

  • Rosca de 1/4 ”.

Esta rosca es universal para fotografía y es de 1/4”. Es la que normalmente llevan todas las zapatas de los trípodes. Es recomendable que lleven un pequeño semi-anillo para poder ajustar y desajustar fácilmente la zapata, sin necesidad de utilizar herramientas especiales para ello.

  • Rosca de 3/8”.

La típica rosca que suelen llevar todas las bases de trípode. Algunos trípodes llevan incluso 2 roscas en una (1/4” y 3/8”) con un sistema de muelle para poder utilizar una u otra, dependiendo del anclaje que tenga la rótula. Por aquí te dejo un enlace a un
Kit de tuercas de 1/4” y 3/8”
que te podría venir muy bien.

  • Las Patas.

Como es lógico, las patas de los trípodes sirven para soportar todo el peso del mismo sobre el terreno. En algunos casos las hay que se pueden abrir de manera individual, lo que es muy útil en terrenos irregulares, y por lo tanto, en fotografía de paisaje, y en otros trípodes, se pueden abrir todas a la vez, y su uso está más extendido en la fotografía de estudio.

Además, las patas se pueden abrir y cerrar con pestañas de cierre rápido o con un sistema de sujeción giratoria. También hay algunos trípodes que cuentan con cierres multiángulo, lo que permite cerrar las patas a diferentes ángulos y obtener así diferentes ángulos para tomar una fotografía. O incluso se pueden alargar o estirar las patas para dar una mayor altura a un trípode y uno de los sistemas más conocidos para ello es el Twist & Lock. Normalmente cuentan con 3-5 segmentos, como podrás ver, y cuanto más segmentos tenga un trípode, más inestable será, así que mucho cuidado.

  • Los Pies.

Normalmente van a ser de goma, pero también es posible encontrarlos con puntas de metal para que se pueda agarrar bien el trípode a una superficie irregular o resbaladiza. Lo recomendable es que adquieras un trípode que cuente con la posibilidad de intercambiar los pies.

¿Qué tipos de trípode existen?

A continuación voy a comentarte los diferentes tipos de trípode que existen actualmente, con el fin de ayudarte a hacerte una idea sobre cuál de ellos puedes necesitar en tu proyecto audiovisual:

  • Mini Trípodes (o de bolsillo): Muy cómodos para transportar y permiten colocar la cámara sobre cualquier superficie dura. No aguantan un excesivo peso, pero podrías utilizarlos con una réflex. Este trípode podrías servirte.
  • Mini Trípodes flexibles (o gorillapod): Similar al de bolsillo, pero puedes enroscar sus patas a diferentes zonas o superficies. Este trípode es interesante y puedes usarlo con cámaras mirrorless.
  • Trípodes de gama baja: Se consideran de gama baja por estar hechos con materiales algo endebles, como aluminio o plástico, y por ser todo uno y no tener partes separables. Este trípode es un buen ejemplo.
  • Trípodes de gama media (o ligeros): Normalmente trípodes muy ligeros y estables, que se pueden transportar fácilmente, y que cuentan con sistemas de cierre y sujeción de calidad. Este trípode es un buen ejemplo de trípode de gama media.
  • Trípodes de gama media alta: Como era de esperar, son trípodes más robustos y estables, y soportan un mayor peso. Este trípode soporta hasta 9 kg, así que imagínate.

Otros aspectos destacables antes de elegir un trípode

Para este apartado, he creído oportuno enumerarte una serie de aspectos que hay que tener en cuenta antes de lanzarte a comprar un trípode para fotografía. Con lo que ya te he comentado previamente y con lo que estás a punto de leer, sabrás perfectamente qué trípode elegir para seguir trabajando con tu cámara:

  • Capacidad de carga.

En un trípode, la capacidad de carga es vital y lo aconsejable es que pueda soportar un poco más del peso de tu equipo. Ten cuidado y controla bien lo que añades de más al trípode, porque sino habrás hecho un gasto innecesario. Si adquieres un trípode que aguante menos peso que el que tiene tu equipo, lo más seguro es que estropees el trípode y tu equipo sufra daños.

  • Nivel de burbuja.

Este aspecto te servirá para alinear la cámara con el horizonte. Puedes encontrar de nivel general o de tres niveles, que son útiles para conseguir una nivelación más precisa en distintos planos.

  • Columna central.

La columna central en trípodes añade versatilidad, pero hace que sean menos estables, sobre todo en situaciones de viento o poco favorables en cuanto a meteorología. Es un aspecto que ayuda a ganar en altura y resulta ser muy útil en fotografía macro, porque además permite poner la cámara totalmente a ras de suelo. También es útil para crear planos cenitales, como es el caso de la columna del K&F SA254t1.

  • El tamaño plegado.

Un detalle muy importante si eres un/a fotógraf@ que se mueve o viaja mucho y buscas comodidad al transportar todo tu equipo. El tamaño plegado depende de la altura del trípode abierto y del número de secciones o segmentos que tenga, que como hemos visto antes, normalmente suele haber entre 3-5 secciones.

  • Gancho.

En situaciones de mucho viento, donde grabes o fotografíes utilizando un trípode, el gancho que suele venir incorporado en la columna central te permitirá colocar un peso adicional para conseguir más estabilidad.

  • Asideros de neopreno.

Estos agarres que vienen en las patas, normalmente, también pueden ser de goma y vienen fenomenal para coger el trípode en lugares donde las temperaturas sean muy bajas.

  • Diámetro de la bola.

En caso de contar con una rótula de bola, este aspecto es relevante, ya que dependiendo del diámetro de la bola, la rótula podrá soportar más o menos peso.

  • Versatilidad/especificación.

Si en tu proyecto experimentas con todo y realizas diferentes tipos de fotografías, seguramente te interese un trípode versátil, aunque puedas perder en precisión. Si, por otro lado, te dedicas a un tipo de fotografía en concreto, como por ejemplo paisaje, será mejor que busques un trípode pensado para ese contexto en particular.

  • Rótula fija o intercambiable.

Es importante invertir en trípodes caros, pues estos son los que cuentan con rótula intercambiable. Así, si la rótula que lleva tu trípode ya no te convence en un futuro, puedes comprar otra distinta, sin tener que desechar todo el trípode.

  • Relación calidad/prestaciones y precio.

Lo que debes tener en cuenta es que lo mejor es que adquieras un trípode que cubra tus necesidades al mejor precio posible. No existe el mejor trípode ni el más caro, sino el que te permite ser eficiente en tu trabajo.

Elige el mejor trípode para tu proyecto fotográfico

Como ya te he comentado antes, lo mejor que puedes hacer a la hora de adquirir un trípode para fotografía es pensar en que vaya a cubrir tus necesidades, sobre todo en función del tipo de fotografía que realices.

Analizando bien tu situación, te darás cuenta de los puntos a favor o en contra de contar con un trípode y seguramente acertarás en tu elección. Si no cuentas con un presupuesto elevado, no te preocupes demasiado, ya que hoy en día hay muchas opciones interesantes que no sobrepasan los 100€.

Un buen trípode de calidad siempre es una buena inversión, así que aquí voy a dejarte con algunos trípodes que podrían interesarte. Estos son algunos de los que recomienda Rubén en la Guía Completa del Equipo Audiovisual, pero también voy a compartirte algunos generales muy bien valorados. Entre todos estos trípodes y otros que puedas localizar a través de tu investigación, tendrás opciones más que de sobra.

Genial relación peso-robustez. Ideal para naturaleza y paisaje.

No tan estable como el anterior, pero más asequible y muy cómodo para viajes.

Un todoterreno que permite cargar grandes pesos. Más orientado para estudio.

Fuerte y robusto. Su columna central le otorga mayor estabilidad.

Sólido y fácil de usar. Permite variedad de accesorios, por lo que ofrece muchas posibilidades.

Hecho de carbono profesional. Soporta mucho peso y cuenta con extras interesantes.

Es muy estable, de manejo confortable y puede cargar hasta 6 kg.



Es un multiusos asequible, con muchas funcionalidades. No ofrece la máxima robustez.

Y aquí concluye este tutoblog completo para elegir trípode para fotografía. Espero que te sirva de mucha utilidad esta guía y, sobre todo, espero que te ayude en tu decisión a la hora de comprar el trípode perfecto para tu proyecto.

Te recuerdo que puedes dejar tus comentarios, recomendaciones o experiencias más abajo, en la sección destinada a comentarios. Será genial compartir experiencias acerca del uso de trípodes en fotografía. Seguro que tienes alguna anécdota interesante por contar o algún trípode que no está aquí y que te gustaría recomendar.

¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

Ander, Soporte al alumno y Copy en Runbenguo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar España. Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari

Ir arriba