Fotos profesionales con una cámara de menos de 100€

Una de las creencias más arraigadas entre los fotógrafos principiantes (y algunos no tan principiantes) es que necesitan una gran cámara para poder realizar fotografías de alta calidad.

Una conversación habitual entre un fotógrafo que está empezando y otro más experimentado podría ser algo así:

-Novato: “Yo es que no puedo hacer fotos bonitas porque mi cámara no es muy buena”.

-Experimentado: “Sí que puedes, en realidad, la cámara da igual. Te lo digo por experiencia”.

-Novato: “Sí, claro. Entonces ¿por qué tienes una cámara tan cara?”

Experimentado: “Bueno, cuando comencé a hacer mis primeras fotos buenas, tenía una cámara muy básica. Incluso mucho peor que cualquier smartphone actual”.

-Novato: “Sí, claro, todos me dicen eso pero tú tienes un camarón. Todos los buenos fotógrafos tienen supercámaras”.

Al final, esto se convierte en círculo vicioso del que es muy difícil salir.

Y hoy vengo a demostrar no solo que esto no es cierto, sino que si tú piensas así ahora, te estás haciendo mucho “daño”, porque estás limitando tus propias capacidades para hacer creaciones increíbles. La realidad es que, si un fotógrafo domina los fundamentos técnicos y artísticos de esta disciplina y sabe cómo sacar provecho a cualquier cámara, podrá hacer fotos increíbles, sea cual sea el equipo que use.

Y también ocurre al contrario.

Si no sabes utilizar bien una cámara, no manejas los conceptos fundamentales de la luz, composición, retoque fotográfico y demás, tus resultados serán mediocres incluso con una cámara muy cara.

 

Esta fue mi primera cámara réflex digital

Cuando alguien comienza en la fotografía es muy muy raro que lo haga con el equipo profesional que utilizan los grandes. De hecho, es muy improbable que tenga siquiera un equipo completo.

Uno va aprendiendo con lo que puede y lo que tiene a mano.

Por ejemplo, cuando yo comencé, mi primera cámara “un poco en condiciones” fue la Minolta Dynax 5D. Una cámara de 5 megapíxeles, que tenía menos resolución, rango dinámico y calidad que los smartphones modernos de ahora. Lo mejor quiza era que se trataba de una cámara de lentes intercambiables.

Minolta Dynax 5D

Ya he demostrado en numerosas ocasiones que la cámara da igual, subiendo a mi cuenta personal de Instagram muchas fotos tomadas con mi móvil, por ejemplo.

Sin embargo, esta creencia limitante es tan fuerte que a la gente ya tampoco le vale esa demostración. Realmente quieren ver algo que les resulte increíble.

Vale, pues cuando estaba preparando mi viaje a Islandia, me propuse que iba a aprovechar para desmontar esta idea. ¿Cómo? Pues con una cámara lo más básica posible y utilizando mis conocimientos sobre fotografía.

Lo que hice fue escribir a mi amigo Mario de “Fotografiarte” para que me prestara la que cumpliese esos requisitos.

Y esa cámara fue la CanonIxus 185. Un “prodigio de la ingeniería” por 93€.

Canon Ixus 185

Pues me la llevé para Islandia.

Y, entre todas las fotos que estuve haciendo y que publiqué en Instagram, incluí un par de imágenes tomadas con esta Canon sin que nadie se diese cuenta.

De hecho, es que ni una sola persona se percató de esas fotos. Pasaron completamente desapercibidas.

Puedes ir si quieres a mi cuenta y tratar de averiguar cuáles son las 2 fotos infiltradas. Aunque creo que no lo adivinarías, jaja.

Yo igualmente te diré ahora cuáles son. Pero antes, la reflexión que quiero hacer con esto es que, a la hora de retratar un lugar o a una persona, no importa el “con qué”, sino el “qué” y el “cómo” lo hagamos.

Bien, pues la primera fotografía que hice en Islandia con una supercámara de 93€ (peor que los móviles baratos) es esta:

 

La segunda fotografía es esta:

¿Qué te parece? ¿Hubieses creído que están hechas con esta cámara si no te lo dijera?

Difícilmente te darías cuenta.

Así que, una vez más, lo que quiero conseguir con esto es que te des cuenta de que verdaderamente el equipo que tengas ahora mismo da igual. Formarte adecuadamente y desarrollar tu creatividad tiene muchísimo más peso en el resultado final de tus fotografías. Obviamente, no te voy a negar que sea mucho mejor utilizar una cámara profesional.

Pero hay que ser conscientes de que no dependemos de ellas para hacer nuestro trabajo, sino de lo que sabemos hacer con ellas.

Me refiero a que, a medida que uno va avanzando en su camino fotográfico, va necesitando otro tipo de herramientas, funcionalidades y opciones que le hagan el trabajo más fácil y cómodo. Entonces, saber elegir ahí una buena cámara que se adapte a lo que necesitas es clave. Con lo cual, el verdadero propósito de un equipo profesional es simplemente, hacerte la vida más fácil. Porque se supone que te dedicas plenamente a la fotografía y quieres poder disfrutarla al máximo.

Mientras que ese momento llega, céntrate en disfrutar con lo que tienes.

Fue por eso que, en ese viaje a Islandia, me propuse hacer un megacurso, “En Busca del Paisaje Encantado”, en el que enseñara a cualquier persona a poder conseguir fotografías de paisaje increíbles.

Sin necesidad de tener un gran equipo. Sabiendo todo lo que se necesita sobre los elementos más fundamentales, para luego pasar a lo avanzado.

De hecho, en uno de los episodios del curso, muestro paso a paso cómo edito una de las fotografías que he subido en este post, hechas con la Canon de 93€. Es un proceso muy interesante porque se puede ver todo lo que hago a nivel de retoque, y del que tú puedes extraer muchísimas ideas y trucos para aplicar en tus fotografías.

Si quieres echarle un vistazo solo tienes que hacer click aquí.

Espero que te haya resultado divertido y entretenido este post. Pero, sobre todo, que te haya abierto un poco la mente para que elimines esa creencia que te está impidiendo sacar todo lo que llevas dentro y plasmarlo en tus imágenes.

Si ya lo has llevado a cabo y has tenido resultados, puedes dejarme un comentario contando tu experiencia. Me encantará leerlo.

Nos vemos en el próximo artículo.

¡¡Un abrazo!!

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Bayron

    Increíble, este post me motiva a mejorar, no tengo una gran cámara y vengo iniciando en este mundo, y solía ser de los que pensaban así, y al ver tu vídeos he ido mejorando poco a poco, gracias rubenguo

  2. Kevin Barrera Alcántara

    Excelente post, la verdad es que los primeros pasos que dí en este mundo, fue con una samsung de 14Mpx y lograba unas tomas mejor que las del celular (Que en esos tiempos solo tenían opciones de foto y vídeo)

    Saludos.

  3. Paco

    Yo no llevo móvil encima, cuando salgo a la calle, llevo una compacta, con doble pantalla, con pequeña pantalla delantera para selfie. Es Samsung, además incorpora video. La llevo siempre en el bolsillo. Tiene 14 Mpx.
    El inconveniente es que carece de modo manual. 80 euros.
    Para el modo manual tengo la otra compacta, que es marca Canon de 10 Mpx y con estabilizador.
    En su día 400 euros. Tiene modo manual.
    Sí voy expresamente a hacer fotos, entonces me llevo mi Olympus E-520.
    Un saludo!!.

  4. María

    No me habría imaginado nunca que eran esas fotos! Aunque he de decir que yo también comencé con una cámara de 70€ hasta que me regalaron mi cámara ?

    • Carol Runbenguo

      Sorprende, pero así es! Esas son 😊 Comenzar pasito a pasito para ir haciendo maravillas con cualquier cámara, es buena cosa! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar Estados Unidos (EEUU). Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari