Claves para comprar Objetivos de Segunda Mano

Claves para comprar Objetivos de Segunda Mano

Comprar objetivos en el mercado de segunda mano puede ser tu salvación o tu ruina. Por lo tanto, es muy importante conocer en detalle este tipo de productos, para que nadie te engañe y te lleves un buen disgusto.

A continuación, voy a darte una serie de claves o tips, con el fin de que sepas perfectamente cómo revisar una lente fotográfica usada antes de realizar una compra e incluso cómo determinar su precio justo.

Además, también voy a exponer aquí la experiencia que tuvo Rubén recientemente al querer comprar el objetivo Canon 35mm f1.4. Durante el proceso de compra, algo salió realmente mal sobre el terreno. ¿Qué pudo ocurrir?

Claves fundamentales para revisar un objetivo usado sobre el terreno

A la hora de comprar artículos de fotografía, cada detalle cuenta, sobre todo si no quieres llevarte las manos a la cabeza. De hecho, en el caso de los objetivos para cámaras, hay que remarcar que son unos productos muy golosos, por lo que siempre es interesante sacar una buena rentabilidad por ellos.

Es obvio que las personas que quieran vender este tipo de artículos de segunda mano intenten conseguir una gran venta y, aunque algun@s se ajusten a la realidad y hagan las cosas con fundamento, siempre habrá alguien que intente llevar a cabo la típica triquiñuela, dejando su honestidad a un lado.

Por esa razón, en este apartado quiero compartir contigo una serie de claves o consejos vitales que te van a venir fenomenal de cara a una posible compra de objetivos de segunda mano sobre el terreno.

Es decir, seguramente te encuentres cara a cara con la persona que venda las lentes que andabas buscando, así que más te vale activar tu sentido de fotógrafo y solicitar un tiempo de prueba del equipo in situ, para verificar que todo esté en buen estado. Esa persona debe entender tu posición, ya que estás decidid@ a realizar la compra.

Sin más dilación, presta atención a todo lo que deberás hacer para comprobar el estado de tus próximas lentes:

  • Revisión de las gomas de los anillos.

Alrededor de los anillos de cualquier lente se encuentran unas gomas. Algunas son más gruesas que otras, así que dependiendo de cómo esté la goma, podrás saber si se le ha dado mucho uso o no, si la lente es vieja, etc.

  • Revisión externa de la lente.

Revisa el estado exterior de la tapa de la lente y ve en busca de rayones o golpes en la pintura. Evita comprar objetivos que tengan golpes visibles o que las marcaciones numéricas no se muestren correctamente.

Observa bien la lente por fuera: ¿Ha sufrido el parasol? ¿Ves algún rasguño en el filtro?

Si el objetivo viene con parasol y filtro, quitalos. Prueba a ponerlos y quitarlos. Si ves que te cuesta hacerlo, es posible que la rosca esté deformada. Asegúrate de que el borde de la rosca está bien y no tiene golpes.

Prueba también todos los botones que tenga el objetivo y verifica que funcionen correctamente, sin que emitan ruidos raros, se queden pillados o que, por ejemplo, las palas del diafragma se puedan superponer.

  • Revisión interna agitando el objetivo.

Ante este tipo de situación, debemos tener en cuenta que los objetivos, normalmente, cuentan con dos tipos diferentes de monturas: metálica o plástica.

Generalmente, los objetivos baratos tienen montura plástica, mientras que los metálicos son más resistentes, de construcción sólida y, por lo tanto, más caros.

En el caso de que estés revisando un objetivo zoom y se encuentre extendido, debes ponerlo lo más compacto que se pueda, reduciendo el zoom hacia la focal más corta. Colócalo cerca de tu oído y agítalo. Extiéndelo y vuelve a agitarlo. Si escuchas ruidos raros muy marcados, que evidencien un mal uso o maltrato, no sigas con la compra.

Realiza el mismo proceso con objetivos fijos. Si no escuchas nada raro fuera de lo común, a priori todo estará bien. Si se trata de sonidos muy leves, no hay porque alarmarse.

  • Revisión de los cristales del objetivo.

Revisa los cristales del objetivo ayudándote de alguna luz, como la linterna de tu móvil, por ejemplo, y en un entorno un poco más oscuro. Pasa la luz a través del objetivo, para ver con claridad si hay rayones, polvo, hongos, etc.

No te aconsejo que realices esta revisión mirando hacia el sol, porque al tratarse de una fuente de luz muy potente, te podría estorbar. Ten mucho cuidado también si encuentras hongos en la lente y desecha la compra. Aunque limpies bien la lente, los hongos tienden a reproducirse y a invadir el cristal.

  • Revisión del diafragma.

Cuando vayas a revisar el diafragma, ten en cuenta lo siguiente:

Mira a ver si la montura tiene una pequeña palanca. Si la tiene, prueba a moverla, para comprobar cómo se abre y se cierra el diafragma. Podrás ver si hay trabas o problemas, que impidan que el movimiento de las aspas no sea fluido.

Si la lente que vas a probar cuenta con un control digital y no dispone de palanca, prueba a colocarla en la cámara y selecciona una velocidad de obturación de 15-30 segundos, cerrando el diafragma a 16-22, y saca una foto quitando el autofoco. Eso va a mantener el diafragma cerrado por un tiempo. Mientras esté cerrado, puedes analizar si hay algún problema visible. Cabe mencionar que es difícil dañar el diafragma de una lente, aunque no imposible.

  • Revisión de anillos de foco y de zoom.

Echa un ojo a los anillos de foco y de zoom y asegúrate de que ambos se mueven de forma suave y sin trabarse. Es posible que la lente que vayas a revisar haya sido utilizada en la playa, así que igual podría tener arena dentro del cuerpo, lo que podría provocar movimientos bruscos o atascos.

  • Consejos básicos extra.

Después de que hayas llevado a cabo todas estas comprobaciones que te acabo de sugerir, quiero que tomes nota sobre otras cuestiones de vital importancia. Son algo así como una serie de consejos básicos extra que también te serán muy útiles al comprar un objetivo de segunda mano:

Lleva contigo el cuerpo de la cámara para probar el objetivo. Si es necesario, dependiendo de la marca del objetivo, también tendrás que llevar un adaptador

Prueba a realizar todas las pruebas que necesites y tómatelo con calma (enfoque infinito, velocidades de obturación, aperturas de diafragma, etc.).

Conoce todos los detalles posibles sobre el objetivo para saber dónde fue comprado, por cuántas manos ha pasado, si ha sido reacondicionado, etc.

Lleva una carta de ajustes, metro o regla y toma una foto a 45º. De esa manera, podrás revisar el enfoque, para saber si está pasado o no de su punto.

Lleva contigo tu ordenador portátil u otro dispositivo que te permita comprobar las fotografías que hayas sacado a lo largo de la revisión.

Piensa en el precio de venta. Por norma general, siempre gira entorno a las dos terceras partes del valor total. Si, por ejemplo, una lente nueva cuesta 1000€, teniendo más de un año de uso, échale un precio de segunda mano de unos 700€ o 600€, y así sucesivamente.

La experiencia personal de Rubén comprando una lente de segunda mano

Como iba diciendo en la introducción de este Tutoblog, hace poco Rubén ha estado a punto de comprar un nuevo objetivo para su colección. Se trataba de la versión 1 de la lente Canon 35mm f1.4, un producto al que había echado el ojo desde hacía un tiempo.

Rubén se encontró en el punto de encuentro con su vendedor. En principio, todo parecía estar bien a simple vista y la lente parecía encontrarse en buen estado. Probó a realizar todas las revisiones oportunas, muchas de ellas ya mencionadas en este post. Agitó el objetivo, revisó los elementos frontales y traseros. Montó la lente en la cámara y sacó varias fotografías a diferentes aperturas. ¡Vaya, que difícilmente iban a timar a Rubén!

Sin embargo, casi ocurre. Menos mal que Rubén tiene un ojo clínico y ya en cámara, percibió algunas rarezas en las fotografías que había tomado. Sacó su ordenador portátil para revisar en detalle las fotos y, efectivamente, el bokeh se veía mal.

Normalmente, el bokeh se muestra con círculos redondos, pero en este caso se veían semicirculares. Al parecer, una de las palas estaba descolocada y algunos dicen que esto ocurre incluso en lentes nuevas. Era obvio que en este caso en particular se trataba de una lente en mal estado, así que Rubén decidió no continuar con la compra.

Ojalá que todos estos consejos que te he aportado te guíen por el buen camino, para que no caigas en la trampa del mercadeo en segunda mano. Además de tener bien asimilada la teoría sobre lentes, debes ser capaz de ser una persona muy analítica. No se te puede escapar ni un sólo detalle durante el proceso de revisión, porque tu dinero está en juego. Te deseo mucha suerte y ojalá tengas experiencias maravillosas comprando artículos fotográficos usados, ya sean objetivos u otros productos del mundo audiovisual.

¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

Ander, Soporte al alumno y Copy en Runbenguo.

1 comentario en “Claves para comprar Objetivos de Segunda Mano”

  1. Después de hacer dos de tus cursos me entraron ganas de comprar un gran angular, y como económicamente no puedo permitirme uno nuevo eché el ojo a uno de segunda mano en Wallapop que tengo marcado como favorito desde hace semanas y nunca me animo por miedo a que “me engañen”. Leyendo tu artículo me ha entrado más canguelo. No se me habría ocurrido mirar la mitad de las cosas que mencionas. Gracias por los consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar España. Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari

Ir arriba