¿Cuál es el mejor editor de vídeo? Adobe vs. DaVinci

¡Hola!

Hoy te traigo un post bastante épico, ya que vamos a “enfrentar” a dos gigantes de la postproducción audiovisual del momento. Probablemente, los mejores.

Mucho se está hablando en particular sobre DaVinci Resolve, lo que está haciendo que oleadas de personas estén dejando Adobe para pasarse a este programa. Sin embargo, a otro gran número de editores no les termina de quedar claro si realmente merece la pena.

¿Es DaVinci mejor que Adobe, o viceversa?

En realidad sería una comparación un poco injusta (ya que son programas distintos y tienen objetivos diferentes).

Pero aun así, vamos a ver todos los pros y contras de cada uno, en función de los aspectos más fundamentales que deberías necesitar para trabajar en la edición de vídeo.

Al final del post tendrás que elegir tú mismo al ganador.

¡Empezamos!

 

1) Funcionalidad

Para crear vídeos como los que hago en mi canal de YouTube y materiales de un alto nivel, ambos programas están capacitados para ello. Incluso la versión gratuita de DaVinci.

Hay dos diferencias principales entre ambos.

La primera, es que Adobe es un paquete de aplicaciones individuales y DaVinci es un “todo en uno”.

Y la segunda es que Adobe, al tener muchos más años de experiencia y recorrido, cuenta con gran cantidad de aplicaciones, plugins y plantillas que han ido creando otras personas. Esto nos permite llegar mucho más lejos en cualquier cosa que queramos hacer. No tenemos límites.

Sin embargo, el tener que utilizar tantas aplicaciones y conectarlas entre sí, hace que la edición sea algo más compleja.

DaVinci tiene a golpe de click:

  • Edición de vídeo
  • Edición de audio
  • Efectos y animaciones
  • Y etalonaje

Así que resulta supercómodo trabajar en un programa que lo tiene todo integrado. Teniendo en cuenta todo esto, diríamos que pueden estar más o menos empatados en este punto.

 

2) Rendimiento

Tener un flujo de trabajo cómodo y rápido es muy importante.

Y aquí ocurre lo contrario que en el punto anterior respecto a la experiencia de Adobe.

Al ser mucho más antigua, su arquitectura también lo es. En cambio, la de DaVinci es más moderna. Esto quiere decir que DaVinci está mucho más optimizado para las nuevas tecnologías. Por ejemplo, con el uso intensivo que hace de la GPU.

Al editar podemos notar la gran fluidez al previsualizar los archivos o al movernos por la línea de tiempo. Pero no solo destaca en eso, sino sobre todo a la hora de exportar.

Gracias al aprovechamiento de la GPU, ofrece una velocidad de exportación mucho más rápida que Adobe, sobre todo al trabajar con códecs muy comprimidos como el .H264 o el .H265.

Aunque Adobe se actualiza regularmente, no ha podido evitar que se sigan generando problemas respecto al rendimiento y a la fluidez del flujo de trabajo.

Por tanto, en cuanto a rendimiento, el ganador es DaVinci.

 

3) Estabilidad

Este aspecto es fundamental si editamos muy a menudo o durante horas.

No sé si te habrá pasado, pero es muy común que tengamos cuelgues en Premiere y otros programas de Adobe. O que, después de estar varias horas editando, se nos haya pasado guardar y, al no tener autoguardado activado, se nos eche a perder todo el trabajo.

DaVinci ha tenido fama desde el principio de ser muy estable.

Aunque, cuando yo empecé a usar la versión 16.1, pude comprobar que ha perdido un poco, porque también se me ha colgado varias veces. Lo bueno de esto es que aquí las actualizaciones sí llegan muy rápido y puedes ponerte en contacto incluso con desarrolladores para comentarles posibles problemas.

En Adobe tardan mucho más en actualizar y mejorar.

Realmente aquí no hay un ganador tan claro, ya que yo he experimentado cuelgues con ambas aplicaciones. Pero sí que, a nivel general, parece que el público está mucho más contento con la estabilidad de DaVinci.

 

4) Usabilidad

Es una parte muy importante, pero también personal.

Depende mucho de lo que a ti te guste, así que lo que te recomiendo primero es que pruebes. Tienes una versión de prueba gratis de Adobe durante 7 días y también una de DaVinci sin límite de tiempo.

Lo que yo he podido experimentar es que la interfaz de DaVinci es más moderna, más atractiva a la vista y a la hora de usarla.

De hecho, en poco más de una semana me pude adaptar por completo al programa.

En Adobe, la sensación que transmiten algunos programas como After Effects, es que su interfaz es muy compleja de entender al principio. Muchos botones, paneles y opciones por todos lados, jaja. Otro punto importante a tener en cuenta es que la interfaz de Adobe es muy manejable, en cuanto a poder redimensionar las pantallas, los paneles y demás. DaVinci ofrece menos opciones en cuanto a la personalización del espacio de trabajo.

Pero al final, ambos programas tienen muy buena usabilidad y es cuestión de gusto personal como te decía.

 

5) Precio

Aquí es donde más terreno está ganando DaVinci.

Si queremos todo el paquete Adobe nos tendremos que gastar unos 60€ al mes. Más de 700€ al año, aunque a veces suelen hacer algunas ofertas.

En el caso de DaVinci, solo su versión gratuita es brutal y ofrece todo lo que podemos necesitar para crear vídeos profesionales. Tiene algunas limitaciones en cuanto a funcionalidades (tema de GPU etc.) pero, si estás comenzando, no vas a echar nada en falta.

Después, tiene una versión de pago único de 269€ con la que te llevas el paquete completo del programa. Para siempre.

Como este suele ser el factor más decisivo para los creadores que están empezando, te dejo aquí la guía oficial que ha sacado Blackmagic donde puedes ver todo lo que incluye tanto la versión gratuita como la de pago.

Ahora bien, también hay un punto en donde Adobe sí que es más fuerte.

Y es que si eres un profesional muy avanzado y te mueves en todos los ámbitos de mundo audiovisual, la gran cantidad de aplicaciones que ofrece Adobe es muy superior a DaVinci. En cuanto a precio el claro ganador es DaVinci, pero lo que hará que te convenzas será que pruebes ambos programas. Poco a poco irás sacando tus propias conclusiones.

Pero hay algunos detalles más que son muy interesantes.

 

6) Etalonaje, gradación y corrección de color

Este es uno de los mayores fuertes de DaVinci porque su módulo de etalonaje es, simplemente, el mejor que existe en el mercado para este tipo de trabajos.

Poco más hay que decir sobre esto a nivel comparativo.

En Adobe encontramos algunas herramientas como Speedgrade con las que podemos corregir el color y demás, pero nada en comparación con las opciones que nos ofrece Blackmagic.

 

7) Algunas herramientas (muy útiles) más

Hay pequeños matices que tenemos con Adobe a la hora de editar que quizá no están tan conseguidos o depurados con DaVinci.

Por ejemplo, Adobe ofrece un mejor estabilizador. También la sincronización de audio y vídeo es más fina y precisa. O incluso la herramienta de eliminación de objetos, también es mucho mejor en After Effects.

Aunque DaVinci cuenta con una herramienta excepcional, sobre todo para los coloristas; se trata de una función que te segmenta un vídeo ya terminado en todos los cortes que tiene, para luego poder editarlos o tratarlos de manera individual. Es algo muy potente para la parte del etalonaje y te ahorra horas de trabajo.

Otro punto a favor de DaVinci es que su herramienta “Recorte” me parece más cómoda e intuitiva, ya que en Premiere existen varias herramientas para el recorte y tendremos que aprendernos los atajos de teclado.

Algunos detallitos más que me han gustado de DaVinci (y que no tiene Adobe) son:

  • Los fundidos rápidos entre clips de imagen y audio. Los usamos muy a menudo y los podemos crear fácilmente arrastrando desde las esquinas.
  • Redimensionamiento de la onda de audio.
  • La reproducción continua en la previsualización. En DaVinci, si vamos clicando con el cursor en diferentes partes de la línea de tiempo, la reproducción no se corta. En Premiere, sí. Tenemos que ir dándole todo el tiempo a reproducir.
  • Zoom dinámico.
  • Herramienta “Inspector” para los efectos de vídeo y ajustes básicos.

¡Y bueno!

En realidad podría haber muchos detallitos más. Yo aquí he tratado de mostrar lo que considero que es más relevante entre los dos programas. Cualquiera de los dos son bestiales, aunque sí que es verdad que, en términos generales, DaVinci está más diseñado para ser ágil, cómodo y muy rápido.

Así que, si te interesa aprender a utilizar este programa a nivel profesional y experimentar la gran diferencia por ti mismo, aquí tienes mi curso de 18 horas de DaVinci, al que puedes echar un vistazo.

Espero que el post te haya gustado y resultado útil.

Si tienes alguna otra duda, puedes dejarme un comentario y te responderemos lo antes posible.

Muchas gracias por leerme y nos vemos en el siguiente artículo.

¡Un saludo!

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Juan Manuel Salas Marañon

    Hola Rubén, mi nombre es Juan Manuel y soy seguidor de tu canal de youtube, gracias a ellos conocí el programa Davinci Resolve, lo descargue e instale pero tengo un problema, al buscar archivos multimedia en mi PC, me sale un error “archivo no encontrado” si le doy click drecho, ver ubicación si los veo y reproduzco

    se que quiza no sea el comentario adecuado para este post, pero me gustaria saber como puedo resolverlo

    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *