Estos son los dispositivos (ultrarrápidos) de almacenamiento que uso

 

¡Hola!

El post de hoy trata sobre un tema muy pedido por muchas personas de la Guomunidad: el almacenamiento de nuestros archivos.

Y no es para menos.

El tipo de almacenamiento que tengamos influye directamente en nuestra eficiencia y comodidad al trabajar. A menudo, vamos a necesitar guardar grandes cantidades de materiales, que suelen pesar bastante. Y si no tenemos unos dispositivos preparados para leer y sobrescribir información, nos va a ralentizar muchísimo en la edición.

Yo también he estado utilizando los típicos discos duros externos baratos, como todos.

Pero, a medida que mi volumen de trabajo iba creciendo, me di cuenta de que no eran eficientes para lo que necesitaba.

Por ello, ahora te voy a contar de manera sencilla los dispositivos que estoy usando actualmente, y que me permiten almacenar todo lo que quiera, sin preocuparme por la velocidad o por saturar mi equipo de trabajo.

¡Comenzamos!

 

El NAS (Network Attached Storage)

Básicamente, un NAS es un dispositivo de almacenamiento.

Este aparato ofrece grandes cantidades de almacenamiento, ya que en su interior podemos incorporar varias unidades de discos duros.

Lo bueno del NAS es que no depende de nuestro ordenador para funcionar, sino que se conecta a través de cable de red, a través de un router para hacer las veces de servidor remoto o con conexión USB Thunderbolt 3.0

Para mí ha sido la gran incorporación en mi equipo de trabajo. En concreto, estoy utilizando este NAS TVS-672XT de Qnap:

Ae compone de 6 discos duros Western Digital de 4 TB cada uno, por lo que dispongo de 24 TB (aunque podrían ser 60 si cada disco tuviera 10TB) pero el espacio real usable depende del RAID que configuremos. Lo veremos ahora.

A mí me encanta porque me permite editar y trabajar sobre él sin ningún problema. Es como tener un miniordenador, con su propio procesador, RAM y demás, donde puedes tener almacenamiento para años, y que no se verá alterado por los problemas que puedas tener en tu ordenador.

Una pasada.

Y lo mejor es que lo tengo en RAID 5. (Mmmmm…. pero ¿qué es eso?)

 

Qué es una RAID

Para no meterme en explicaciones muy técnicas, básicamente es un sistema que permite que varias unidades de almacenamiento funcionen como si fueran una sola.

En mi caso, mi NAS tiene 6 discos duros que operan en conjunto.

Dependiendo del número que tenga la RAID, encontramos unas funcionalidades u otras.

Por ejemplo, existen RAID’s que, a pesar de funcionar con varios discos duros a la vez, no protegería la información si alguno de ellos falla. Pero de ahí podemos pasar a la que yo tengo, el RAID 5, que creo que es la mejor opción para mi caso.

¿Por qué?

Pues porque la información que tengo en cualquiera de mis 6 discos duros está totalmente protegida al tener un disco duro de redundancia. Es decir, la posibilidad de que pueda fallar uno de ellos, y no perdería absolutamente nada porque está respaldado en los otros 5. Podría recuperar los archivos.

Eso da una seguridad y una tranquilidad tremenda.

Otra ventaja es que me ofrece una velocidad de lectura de 5x, lo que es una diferencia muy grande respecto a los dispositivos convencionales:

También tenemos la opción de crear nuestra propia nube a través de la conexión Ethernet.

Y si tienes un equipo (personal) de edición, como yo en la empresa, un NAS puede ahorrarte mil quebraderos de cabeza.

¿La razón?

Porque puede funcionar como una unidad virtual, o lo que es lo mismo, un iSCSI.

 

¿Y qué es un iSCSI?

Pues, de manera resumida, es un protocolo para la comunicación entre dispositivos. En nuestro caso, el poder crear una unidad virtual es similar a tener nuestro propio miniservidor. Y no solo para mí, sino para las personas que editan en el equipo.

La ventaja de esto es que los archivos se quedan almacenados en esa unidad virtual, pudiendo acceder cualquiera de nosotros, sin importar el lugar en el que vivamos.

Así, no hace falta que todos tengan los archivos originales para editar, sino que conectándose al NAS a la red y gracias a conexiones rápidas como la fibra óptica, pueden trabajar directamente sobre él. Incluso en grandes empresas utilizan este modus operandi, para que los editores o diseñadores se puedan conectar desde cualquier puesto de trabajo.

Pero hay un ligero hándicap a la hora de usar este tipo de NAS. Nada, pequeños detalles.

Y es que cuando necesito editar de forma inmediata o sobre la marcha con nuevos archivos, el NAS tarda un par de minutos o tres en iniciarse  y funcionar. Entonces, si lo tengo que usar muy a menudo, se hace un poco incómodo.

En cambio, lo que utilizo es un G-RAID con dos discos duros en RAID 0.

Tengo una velocidad de lectura y escritura muy rápidos y se pone en funcionamiento en unos 10 segundos.

Lo que yo hago es utilizar este G-RAID para mis trabajos habituales y cuando he acumulado mucho material o se han llenado los discos, vuelco la información en el NAS.

 

Y estos son mis dispositivos de almacenamiento

Espero haberte aclarado bastantes dudas sobre lo que es un NAS, una RAID y para qué sirven.

Si tú también tienes grandes flujos de trabajo o incluso trabajas con más personas, estoy seguro de que es la mejor opción y que te “enamorarás” cuando lo pruebes.

Eso sí, la parte negativa es que estos aparatos no tienen un precio bajo. Vamos a necesitar un poco de presupuesto.

¡Y nada más!

Espero de verdad que te haya gustado el post y si tienes alguna duda más, puedes dejar un comentario.

Nos vemos en el siguiente artículo.

¡¡Un saludo!!

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Jose Mª Borrell

    Utilizo estaciones NAS conectadas a tarjetas SCASI y el rendimiento es brutal en 4K/RAW, pero aprovechando este apartado tan vital, me gustaría comentar un aspecto esencial, que es el backup de seguridad una vez terminamos un trabajo ó al inicio, para no trabajar con los archivos originales. Doblar todo el material es costoso en espacio, aunque sea con discos algo más lentos (5.400 rpm, por ejemplo, para almacenaje) ya que no vamos a trabajar con ellos. Estoy terminando un trabajo en 4K que me ocupa 38Tb aprox (trabajo en Raid 5 /Toshiba Enterprise), pues imaginaros el backup que necesito. Para ello estoy utilizando un QUANTUM LTO-8 grabando en cintas de 15Tb cada una. Es algo caro al principio, pero es la solución para almacenar material de forma permanente, absolutamente segura y con garantía de muchos años. Así guardamos series de ficción, largometrajes o materiales que sería imposible de almacenar a costes sensatos, pudiendo realizar backups sobre el mismo material a diario si queremos y liberar el espacio de tu NAS una vez terminado, listo para el siguiente trabajo. Si necesitas volver a él más adelante, solo tienes que volcar la cinta de nuevo.

  2. Bladymir Vogt

    Si no puedes comprar unos de estos equipos NAS puedes utilizar FreeNas y sincronizar tu computador a travez de synctoy, igual puedes hacer la misma configuracion de raid con freenas y te ahorrarias mucho dinero.

  3. Rafa

    Quiere decir que todos pueden editar desde el NAS? NO es necesario pasar los archivos al disco local?
    Somos 3 editores, tenemos todo en un servidor pero para editar trasladamos los archivos al local para que fluya más rápido. La contra es que se generan varias versiones del archivo Premiere o cualquier editable…

  4. Francisco Armenta

    Yo utilizo unidades de almacenamiento externas (SSD).

    No se puede comparar con lo que se muestra aquí, pero es una buena opción para cuando estás fuera o vas comenzando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *