¿Es bueno usar marca de agua en tus fotos? Aprende a digitalizar tu firma

 

¡¡Hola!! ¿Qué tal? Bienvenido al primer post de este año 2.020

Hoy quiero abordar uno de los temas más importantes y controvertidos para los fotógrafos cuando tenemos que lanzar nuestras fotos al mundo digital. ¿Poner o no poner marca de agua? Quizás has oído que hay otras opciones, como digitalizar una firma directamente.

Pero no sabes qué te conviene o cuál es mejor.

Ya sea porque estemos desarrollando nuestro portfolio o simplemente por mostrar nuestro trabajo a los demás, la cuestión es que es muy importante que se reconozca nuestra autoría en las fotos.

Porque hoy en día desgraciadamente existen muchas formas de hacer plagio, y nos duele mucho cuando descubrimos que alguien se ha aprovechado de lo que hemos hecho con tanto esfuerzo. Si a ti también te ha pasado alguna vez, creo que te gustará quedarte en este artículo.

Hoy te voy a explicar mediante un tutorial muy sencillo, cómo puedes digitalizar tu firma online, con la máxima resolución posible.

Y en unos pocos clics.

Además, te daré mi opinión sobre cuándo podemos usar la marca de agua y cuándo la firma digital. Y cómo debemos hacerlo en cada caso.

Así que ¡empezamos!

 

1) Qué hacer cuando publicamos fotos en nuestra web o Redes Sociales

Cuando subimos nuestras imágenes a Internet es normal que nos preocupemos bastante por el miedo a que nos las roben. Que se adueñen de ellas o que incluso las quieran usar con fines comerciales.

Y como queremos protegerlas, lo primero que se nos ocurre es colocar una pedazo de marca de agua. Que se vea a lo lejos, ¡como el cartel de Hollywood!

Bueno, esto desde luego es una opción.

Pero personalmente, yo creo que tiene un inconveniente importante. Y es que, cuanto más grande sea la marca de agua, más se va a interponer entre el espectador y la contemplación de la imagen.

Es como un estorbo para la vista, que desconcentra y mancha la fotografía. Aquí te muestro la gran diferencia visual entre usar o no marca de agua:

Imagen con marca de agua

También hay quienes prefieren colocar la marca de agua de una forma menos intrusiva. A lo mejor en una esquina, con un tamaño más reducido e incluso con poca opacidad. Puedes pensar que esta es una solución viable, ¿no?

Sin embargo, este tipo de marca de agua es muy fácil de eliminar.

Existen varias opciones de hacerlo. Una de ellas es recortar la foto simplemente.

También podemos ir a Photoshop y con unos simples clics igualmente la podemos quitar sin dejar rastro y sin necesidad de recortar la foto.

Digamos que esto sería como poner una piedra en el camino, que ni siquiera te pueda hacer tropezar. Entonces, mi opinión sobre esto es que, a mí no me merece la pena usar marcas de agua. Claro, todo depende de tu objetivo.

Si lo que quieres es que nadie use tus fotos y todo el mundo sepa que las has hecho tú… perfecto.

Pero si lo que te gustaría es que se compartan miles de veces, se hagan virales o sirvan como gancho para atraer al público y promocionar tus servicios o productos, la marca de agua consigue el efecto contrario.

Yo nunca pongo marcas de agua en mis fotos porque, en mi caso, las subo a Instagram para que la gente las vea, conecte con ellas e interaccione. Mi intención es que se interesen por lo que hago y quieran conocer mis otros trabajos. Como los tutoriales de YouTube, mis cursos o mis podcasts.

De hecho, no sé si te has fijado en que todas las imágenes que se hacen virales en Instagram y demás nunca llevan marca de agua. Curioso, ¿no?

 

2) ¿Y cuándo las subimos a nuestra web para crear un portfolio?

En el caso de que las subas a tu web porque quieres conseguir clientes a través de ella, sucede un poco lo mismo. Creo que realmente no importa tanto que dos o tres personas utilicen la imagen sin permiso. Lo más importante es que ese posible cliente disfrute viendo tus trabajos.

Tienes la opción de incluir un código en cada sección de tu web que impide que la gente pueda descargar tu imagen haciendo el conocido “clic derecho”.

Otro pequeño consejo que te puede resultar útil es, copiar la URL de tu imagen y pegarla en el buscador de Google. Automáticamente te aparecerá los lugares en los que se ha usado esa imagen.

Así, podrás saber si te la están plagiando o no.

En resumen, el mensaje que quiero transmitirte es que no actúes nunca desde el miedo. Sé consciente de que, si tus fotos son buenas, va a ocurrir que las reutilicen.

Es algo inevitable.

A mí me ocurre constantemente con las mías y también con mis cursos. Si nos centrásemos solo en eso, malgastaríamos nuestra energía en algo inútil.

 

3) Protege siempre tus trabajos ante los clientes

En este punto sí que puede ser interesante y recomendable usar la marca de agua. ¿Por qué?

Imagina que estás trabajando con un cliente y estás mostrándole un primer boceto de cómo está quedando la imagen. Aunque el resultado es bastante bonito, sabes que aún le faltan algunos retoques para terminarla del todo.

Pero si tu cliente es impaciente o tiene algo de prisa por usarla, puede coger ese mismo boceto sin terminar y publicar la foto. Estaría usando tu imagen, probablemente sin haber completado el pago del servicio.

Así que tiene todo el sentido del mundo ponerle una marca de agua.

Lo mismo ocurre si quieres enseñarle algunos de tus trabajos a una persona que está interesada en trabajar contigo. Si le vas a mandar las fotos, también te recomiendo protegerlas para evitar que pueda usarlas.

 

4) Qué hacer si las subimos a plataformas de stock

Cuando se suben fotografías a este tipo de webs donde normalmente tienen unos fines comerciales, también es muy conveniente protegerlas.

Como decía antes, seguramente sea un porcentaje muy muy pequeño de personas que quieran usarlas de forma ilegal. Pero va a ocurrir. Ponles una buena marca de agua que impida que  las utilicen sin comprarlas.

Digitalizar una firma online

Llegados a este punto, lo que te puedo decir como reflexión es que, prácticamente todos los fotógrafos más famosos nunca usan marca de agua en sus trabajos. Habrá que preguntarse el por qué.

Y, sin embargo, la gran mayoría de principiantes sí que lo hacen.

Lo mejor al final es que analices qué quieres conseguir con tus fotos y que pienses en todas las consecuencias posibles al compartirlas. ¿Estás dispuesto a convivir con ellas? ¿O para ti es más importante tu nombre?

Valora todo esto y decide lo que sea mejor para ti.

Si tu conclusión es que quieres seguir utilizando marca de gua, al menos te voy a enseñar una mejor manera de hacerlo, que es digitalizar tu firma. Para que al menos se vea más bonita y estética la imagen.

 

5) Vamos a crear una firma digital en Photoshop

Esto lo podemos hacer de forma muy sencilla.

El programa de edición que usaremos será Photoshop. Así que lo abrimos y creamos un nuevo proyecto con una capa en blanco de fondo.

La manera más rápida de hacerlo sería usando una tableta gráfica, ya que con la herramienta “pincel”, podrías escribir tu firma manuscrita en el lienzo. Con un ajuste básico en la suavidad del trazo, quedaría una firma digitalizada muy chula.

Cómo digitalizar una firma en Photoshop

¿Y qué ocurre si no tienes una tableta gráfica?

Pues no hay ningún problema. Tan solo necesitas un papel blanco. Lo más blanco y limpio posible. De hecho, si puede ser una cartulina, mucho mejor. Y también usaremos Photoshop en este caso.

Dibuja tu firma en el papel. Con una cámara digital o tu propio smartphone, hazle una foto con la máxima resolución posible y luego inserta la imagen en Photoshop, mediante la opción “abrir imagen desde archivo”.

Digitalizar una firma con fondo transparente

Haz clic en “filtro / convertir para filtros inteligentes” para que puedas corregir todos los cambios que vayas haciendo. Y luego, ábrela con Camera Raw, que es la mejor manera de poder retocarla.

Aquí lo que vamos a cambiar son unos ajustes muy básicos para que la firma quede totalmente nítida y totalmente en blanco y negro.

Para ello, te recomiendo que subas los blancos al máximo y bajes los negros al mínimo. Y ya es cuestión de ir jugando un poco con el contraste, las sombras y la claridad para terminar de definir la firma a tu gusto.

Cómo digitalizar una firma manuscrita

El siguiente paso es ir a “selección / gama de colores”. En el recuadro que nos sale, tenemos que seleccionar en la pestaña de abajo la opción “escala de grises”, y en la de arriba la opción “sombras”.

Luego, usando el rango y la tolerancia, vamos a seleccionar solo las partes negras de manera rápida. Cuando la tengas lo más refinada posible, le das a “ok” y verás que se ha generado una selección muy precisa del trazo de tu firma digital.

Firma digital

Pero aún podemos mejorarla un poco más.

Con esa selección hecha, nos vamos a cualquiera de las herramientas que nos permiten seleccionar y aplicar máscaras (como, por ejemplo, la de “marco rectangular”).

Hacemos clic en el botón superior que aparece, llamado “seleccionar y aplicar máscara”.

Ahora, solo tenemos que “jugar” un poco con algunos ajustes como el borde, el contraste o el redondeado para perfeccionar aún más la selección.

Luego, en la parte de abajo, tienes que seleccionar “enviar a: selección” y darle a “ok”.

Cómo firmar digitalmente

Lo siguiente será crear una nueva capa vacía, la cual vamos a rellenar con negro. Lo hacemos con el atajo “shift + F5” o haciendo clic en “selección / rellenar”. En la ventana que se abrirá, seleccionamos en el contenido “negro”.

Entonces, ya tendremos la firma completamente definida con fondo transparente.

La guardamos en formato PNG para que conserve la transparencia, o también podemos crear un pincel en Photoshop para usarla siempre que queramos.

Así, podrás tener protegidas las imágenes que realmente te interesan de forma muy elegante.

Crear una firma digital

Si este sencillo procedimiento que hemos seguido te parece complicado o te suena a chino, probablemente sea porque no sabes utilizar Photoshop.

En ese caso, puedes echar aquí un vistazo a mi curso básico de Photoshop, en el que enseño a manejar el programa al completo para editar y retocar cualquier tipo de fotografía.

Y si ya lo conoces un poco, pero te gustaría profundizar mucho más porque inviertes mucho tiempo en la fotografía, te puede interesar más mi curso de Photoshop para Fotógrafos. Ambos pueden ser de mucha ayuda en tu trabajo diario.

 

¡Listo! Ya sabes cómo digitalizar una firma en menos de 10 minutos

Espero que te haya gustado y te haya sido muy útil este post. Si quieres, cuéntame en los comentarios si tú eres de los que prefieren poner marca de agua o no. ¡Creo que puede ser un debate muy interesante!

¡¡Un abrazo y hasta pronto!!

¿Te resulta útil? ¡Puede que a otros también! Comparte esto y ayúdales 😉

Reader Interactions

Comentarios

  1. Pablo Segura

    Hola muy interesante el artículo. Desde mi punto de vista, me ha llamado la atención el tema de las firmas y las marcas de agua y coincido contigo,sin embargo, hay un punto que no mencionas: la calidad. No me preocupa compartir material en Instagram o Facebook porque utilizo la aplicación Fotosizer y loteo a 640×480.Quizas no es la mejor calidad, pero tampoco la peor. Lo que quiero transmitir es que no comparto los originales, máster o como le llames. Saludos cordiales.

    • Howard M. acHe.

      Muy interesante y oportuno runbén gracias, acertado también el comentario de Pablo Segura. Éxitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *